miércoles, 29 de junio de 2016

Un reflejo en la puerta...

Seguro que os pasa lo mismo que a nosotras cuando vamos a elegir el modelito idóneo para el evento del día... La cama termina llena de vestidos, pantalones, tops y cinturones... tras un sinfín de pruebas e indecisiones, Una de nosotras, además, tenía que desplazarse al cuarto de su hija a mirarse en un espejo de cuerpo entero porque en su dormitorio aún no había el apropiado, según sus gustos. Años ha que buscaba una puerta de armario antigua para apoyar en la pared y disfrutar del placer (o el horror, que todo es posible) del reflejo propio con toda una variedad de indumentarias. Pues por fin ha llegado el día en que localizamos la puerta en cuestión. En realidad íbamos en busca de una lámpara de techo para nuestra amiga Marisa, a la que un día redecoramos la suya con tan malísima pata que se nos cayó. Tras una leve vida en el techo de su salón, el brazo que el soldador unió al resto de la lámpara, volvió a desprenderse y, al enterarnos (bien tarde), decidimos regalarle otra. Pero no, no apareció la lámpara y sí la puerta, preciosa ella, con cristal biselado y una bonita moldura decorativa enmarcándolo. ¡No nos pudimos resistir! Entre las dos la metimos en el coche y ¡pa casa! Una buena limpieza y..., ya luce en la pared oportuna.




Hemos intentado encontrar más ideas en la red y, aunque no hay muchas, aquí os dejamos unas cuantas opciones.





http://dreamywhites.blogspot.com/


En su día os hablamos de una preciosa tienda del centro de nuestra ciudad, cuya decoración nos encantó. Podéis pinchar en el enlace La seta coqueta para recordar el post.


Visto lo visto..., ¿pondríais una puerta con espejo en vuestra casa? ¿Os parece una buena opción , útil y decorativa a la vez?



lunes, 27 de junio de 2016

De labios y retoques...

Tenemos un grupo de amigas estupendas, ya lo hemos comentado en más de una ocasión por aquí, aunque no es de la amistad de lo que hoy queremos hablar... Somos más o menos de la misma quinta y todas naturales como la vida misma. Aún. ¿Qué significa esto? Pues que cada una va llevando su cuerpo serrano y sus líneas de expresión con naturalidad y alegre resignación. Eso no significa que no nos guste una crema más que a un tonto un lápiz, pero tampoco es un tema constante ese de "qué llevas, qué te pones, qué usas.." (Canoe... ¡ay, que no nos hemos podido resistir! ¿recordáis el anuncio?). Por ahora, ninguna ha recurrido a retoques estéticos, y eso, para éstas que escriben, ¡es una alegría!, pues todos esos pinchazos y rellenos nos asustan un mucho. Además, estamos convencidas de que es algo contagioso, y seguro que si a una de ellas le da por probar y las demás vemos los resultados, ¡vamos todas del tirón! Por eso no decimos de este agua no beberé, aunque desde luego, no entra en nuestros planes ni a corto ni a largo plazo.

Pero sí tenemos algún que otro truquillo de belleza... Éste que os vamos a contar ya lo publicamos al comienzo de nuestro blog, aunque entonces sólo nos leían nuestros afectos (cuatro gatos)... Por eso hemos pensado que era una buena idea rescatarlo, ya que a nosotras nos funciona. Se trata de un ejercicio para aumentar el volumen del labio superior... Sí, sí, como lo oís, ¡aumentar! Y sin necesidad de rellenos de ningún tipo. Una de nosotras lo lleva practicando muchos años, desde que lo descubrió en una revista femenina, y la constancia consigue mantener en forma ese músculo labial (o como se llame). Aún guardamos la foto... ¿queréis verla?


Y menos mal que tenemos la imagen, porque ni por todo el oro del mundo saldríamos nosotras practicando... ¡Ya nos entenderéis cuando os veáis delante de un espejo probando!

Hoy, además, hacemos una confesión; somos adictas a los bálsamos labiales, rara vez nos veréis con pintalabios, pero la vaselina, el carmex, y todos sus allegados, van (¡del tirón!) al bolso cada día. Y lo extendemos un poquito por encima del labio superior para evitar el temido código de barras... A ver, esto es de cosecha propia, si mantenemos esa zona constantemente hidratada, tardará más en arrugarse, ¿no? ¡es de lógica! Pues eso, que a veces casi nos llegan los brillos a la nariz... ¡Pero nosotras tan contentas!


Dos gestos sencillos de llevar a cabo, y bien asequibles, con los que ir ralentizando el inevitable paso del tiempo por esta zona. Pero, sobre todo, nosotras estamos convencidas de que funcionan, ¡y este convencimiento es el mejor tratamiento de belleza!


¿Conseguiremos tener estos morritos que no tenemos de forma natural? ¡Por nosotras que no quede!


viernes, 24 de junio de 2016

Dos percheros para dos hermanas

Nuesta amiga María José nos compró hace ya algún tiempo un perchero en bronce, que tuneamos a nuestro gusto, con gran acierto, según sus palabras. Cuando su madre, Maricarmen, se enteró que habíamos conseguido otro de las mismas características, se puso loca de contenta y nos lo reservó del tirón para regalárselo a su segunda hija, María.


Lo quiso en el mismo color que el anterior (¿os suena?...) y nos pusimos manos a la obra .



Dos capas de pintura y otras dos de barniz (va a tener mucho uso y necesita protección) y...


... un espejito en el hueco central dieron por terminado nuestro trabajo.


María ya tiene su regalo, y estamos a la espera de que nos envíe foto del susodicho colocado en su casa. Mientras tanto, aquí os dejamos la foto que María José nos remitió en su día, y así podáis comparar las mínimas diferencias que hay entre ellos.


Con estos dos trabajos nos vamos a ver a Marcela Cavaglieri. ¿Nos acompañáis?


Y antes de despedirnos, queríamos agradecer de corazón al blog Tía Keko que nos ha otorgado el premio Sisterhood of the World Bloggers. Nos ha hecho mucha ilusión recibirlo, aunque sabéis que ya no continuamos este tipo de cadenas, para no ser repetitivas con nuestras respuestas, y también por falta de tiempo. Si queréis refrescar la memoria, os dejamos este link. recordatorio. ¡Gracias de nuevo, Natalia, Jimena y María, por pensar en nosotras!

Y dicho esto.... ¡Feliz fin de semana!

miércoles, 22 de junio de 2016

¡Al agua plantas!

Las plantas de interior son una de nuestras pasiones, de una más que de otra, pero como lo bueno también se pega, aún a pesar de la creencia popular, este amor se ha contagiado a la que se creía negada para ellas. Y ahora hace sus pinitos con algunos especímenes que no solo están sobreviviendo, sino que crecen sanas y lustrosas alegrando su hogar. Los sábados por la mañana es el día que dedicamos a sus cuidados, principalmente el riego, nos encanta verlas a todas juntitas en la cocina recibiendo su ración de agua.


Ahí las dejamos escurrir casi toda la mañana, hasta la hora de comer en que, con el lío de la comida, cada una vuelve a su sitio. Una de nosotras recuerda aún el sofocón que se llevó cuando, en su segunda recién estrenada casa, de eso hace ya como veinte años, se quedaron impresas sobre el parquet las manchas de las macetas que tenía adornando el piso. Novata ella, a pesar de que cada una llevaba su correspondiente platito, esto no fue suficiente... El agua sobrante y la humedad constante hicieron mella en la madera sin solución. ¡Pero una y no más, Santo Tomas! Con el tiempo nos hemos ido haciendo con todo tipo de soportes que las levantan del suelo, maceteros con patas, taburetes, maletas... No hay planta que entre en casa que no esté relativamente en alto.











¡Y hasta aquí nuestra particular jungla urbana elevada! ¿Qué os parece?


lunes, 20 de junio de 2016

El culto a la brocha

¡Eso, un brochazo necesitamos ya cada una de nosotras en la cara! ¡Que mira que estamos blancas! Se nos ha echado el calor encima y, del tirón, hemos pasado de las medias y los pantalones a las faldas cortas y bracitos al aire... Y como ninguna de las dos somos las típicas morenazas españolas, pues..., ahí vamos, casi transparentes, por las calles de nuestra tórrida ciudad. Al menos en el rostro podemos darnos con la brocha un toque de color, pero más "pabajo"..., nada..., que el astro rey no está hecho para nosotras. Nos falta melanina, ¡qué se le va a hacer.! Y por muchas horas de sol que tomáramos (que no es el caso, que no está el Lorenzo como para dejarse achicharrar), nunca llegamos a ponernos negras; algo rosadas, como mucho. Pues nada, a pincelazo limpio por la cara y, si acaso, una cremita autobronceadora por el cuerpo. Y las brochas, por la casa...

















Nosotras, de momento, sólo las tenemos en el taller... , y hoy se nos ocurre hacer esto con ellas. ¿Os gusta?

viernes, 17 de junio de 2016

De factura manual...

Mirad qué monada teníamos en el taller, adquirida en Portugal. Tres años sirviéndonos de apoyo para el cubo de los papeles, guardando pomos y cachivaches en el cajón, otras tantos chismes en su interior... ¿No os sucede que las cosas pasan a formar parte del paisaje y se termina sin reparar en ellas? Pues eso ocurría con esta mesita, que la mirábamos sin verla. 

No es que la foto esté torcida, es que toda ella está hecha a mano y tiene la factura y el encanto increíble de lo artesano puro y duro. Tenemos predilección absoluta por estas piezas que tanto se alejan de lo realizado en serie.


Dos colores elegimos para redecorarla, muy contrastados y alegres.




Un sencillo juego de tonos que la aligeran y rejuvenecen, sin por ello perder su estilo.


Nos gusta mucho el toque diferente de los pomos vichy amarillos.




Nuestro mueble ha sido comprado por alguien muy especial para regalar a otra persona a la que también queremos mucho. Y mientras tanto, nos vamos con él al Finde frugal 129 de Marcela Cavaglieri a inspirarnos con todas las propuestas que se presenten a su iniciativa.

¡Feliz Fin de semana!

miércoles, 15 de junio de 2016

Mi mundo en una tetera.

O más bien nuestro mundo... Fue un día que nos dio por hacer recuento de las "teteras" que teníamos por casa, y encomillamos el nombre pues no lo son propiamente dichas. Aunque han adoptado su forma, que no su función. ¿Queréis verlas?

Ya os hemos enseñado nuestro hervidor de agua en otro post, pero no podía faltar en este. Lo adquirimos hace varios años en una tienda de venta de ropa y complementos on line. Quisimos comprar otro pero ya no lo tienen en el catálogo. Una pena, pues nunca hemos visto un pequeño electrodoméstico tan coqueto y, a la vez, práctico. Lo usamos a diario para calentar el agua de nuestras infusiones.


¡No pueden ser más bonitos estos pequeños percheritos del "orient shop"! Y en unos colores que enamoran... Perfectos para colgar los agarradores de ganchillo y decorar la cocina.



Estos puntos de luz los vendía un señor en una calle de Berlín. ¡Quedamos cautivadas de inmediato! Y el vendedor no daba crédito; nos hicimos con casi todo el cargamento de este modelo. De auténtica porcelana, iluminados son más bonitos todavía, pero no nos sale la foto...



Este papel os suena ¿verdad? Ocupa toda la pared del office de una de nuestras cocinas. Elegimos éste porque nos gustaba mucho su temática, ¡teteras y tazas por doquier!, sus tonos suaves y relajantes y su terminación, lavable cien por cien. Y desde luego lo es, cuántas veces no se habrá salpicado de tomate, salsa o zumo de naranja. ¡Pero siempre sale indemne de cualquier batalla culinaria!




¡Y hasta aquí nuestro universo teteril!¿Sois fans de las teteras de cualquier clase?


lunes, 13 de junio de 2016

¡De cambios va la cosa!

Hoy tenemos fecha para celebrar; ¡cumplimos tres años con el blog! Y no solo eso, se acerca otra onomástica muy especial para nosotras, y algo temida, no lo vamos a negar. Por este doble motivo, el cuerpo y la mente nos pedía un giro, quizás acompasado con los cambios que poco a poco irán llegando a nuestras vidas... ¡Y es que vamos a cumplir cincuenta!

Estamos orgullosas de pertenecer a una generación de mujeres que han conseguido construir un pequeño mundo en el universo a base de trabajo y esfuerzo, y que continúan luchando por mantenerlo y enriquecerlo con el mismo entusiasmo que a los veinte. Entusiasmo: esa es precisamente la palabra con la que queremos significar y afrontar esta nueva etapa que se avecina; y curiosidad. Es mucha la que sentimos por ver cómo vamos a ir enfrentando los temibles tabúes que, inevitablemente, se asocian a esta década: calores, descalcificación, colesterol, aumento de peso, falta de libido... ¡Qué bonito! Aunque no llegará todo el mismo día ¿no? Y seguro que estos cambios físicos influirán en nuestro ánimo y en nuestro espíritu...

Pero nosotras estamos dispuestas a plantarles cara con alegría y descaro. Queremos aprender cómo ir sorteando este temporal de cambios, y compartirlo con vosotras, para así hacerlos más llevaderos. Eso sí, con sentido del humor y muchas ganas de reírnos de nosotras mismas.  Porque dicen, y con razón, que los 50 de ahora son los 40 de antes. Emprender a los diez lustros es algo usual y muy factible. De hecho, nosotras comenzamos nuestro blog a los 47 (¿quién nos lo iba a decir?), y hemos conocido otras blogueras de nuestra edad, e incluso mayores, algunas abuelas, todas con la misma ilusión e inquietud.

Por todo ello, vamos a dar un aire nuevo a Retro y con encanto, sin dejar por supuesto la decoración, que es nuestra pasión, pero incluyendo artículos de estilo de vida, belleza, moda..., haciendo hincapié en lo que atañe a nuestra generación, pero dirigido también al mundo femenino de todas las edades.

Nuestra primera idea fue cambiar un poco la estética del blog, pero con sutileza, pues nos identificamos mucho con su imagen; hemos aumentado un poco la letra (cosas de la presbicia, para el que la tenga...), cambiando la foto de acceso a la tienda, eliminado algunos gadgets para no agobiar, modificado los iconos de las redes sociales e incluyendo una foto nuestra en la página de inicio. Esta foto ha traído cola, pues no había forma de que saliéramos bien las dos, que si no me llega la mano para el selfie, yo sujeto el móvil y tú le das al botón, te has equivocado y le has dado al vídeo, ¿pa dónde estás mirando?, ¡hay que mirar aquí!... Y para muestra, un botón...

video


Así que, de vez en cuando, introduciremos una temática diferente a la que os tenemos acostrumbrad@s, como ya os hemos contado. ¡Y no dejéis de seguirnos y de comentarnos qué os parece esta nueva y sutil renovación de nuestro blog!


viernes, 10 de junio de 2016

Nudos colgantes

¡No dábamos crédito cuando encontramos esta monería cochambrosa en un contenedor! Parece hierro, pero es puro plástico, aunque nosotras le vimos todo su potencial decorativo.


En principio pensamos darle un color oro, para lo que usamos pintura en spray, pero...


... más tarde quisimos que ese oro sólo se dejara entrever al lijar la suave capa de blanco roto que aplicamos encima (hemos pasado del mint al blanco... ¡Como nos dé por un color, no paramos!).


En la tienda Oriental más cercana adquirimos esta cestita y trapillo de color entre rosa y salmón (depende de la foto se ve de un color u otro).


Nudo aquí, nudo allá...


Una bonita planta y ¡nuestro colgador terminado!









¡Qué bien luce ahora nuestra planta! ¿No creéis? Esperamos que guste también a las participantes del Finde Frugal 128 en el Blog de nuestra amiga Marcela Cavaglieri. ¡Vamos a ver las demás propuestas! ¡Acompañadnos!

¡Feliz fin de semana!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...