viernes, 24 de marzo de 2017

Un biombo muy primaveral.

En la cuba de obra que reposa al ladito de nuestro taller, localizamos milagrosamente (bajo unos cuantos escombros...) este "pack" de lindas maderas unidas entre sí por un cochambroso precinto de mudanzas.


Procedimos a tapar con masilla los agujeros y las imperfecciones más exageradas de nuestros tablones.


Tras un rápido lijado, comenzamos la transformación con colores (la foto no hace justicia al rosa elegido en este caso).


Aplicamos el color muy aguado, pues ese era el efecto que queríamos conseguir, dejando la veta de la madera bien a la vista, para lo cual volvimos a lijar.


Unas pequeñas bisagras, estratégicamente colocadas, y una buena capa de cera, dieron fin a nuestro trabajo.




¡Y he aquí nuestro pequeño biombo multicolor!


Listo para lucir solo o bien acompañado y decorado con imaginación.



Seguimos con nuestro afán de reciclar todo lo que nos encontramos por las calles, lo que nos sirve para volver a participar en el Finde Frugal de Marcela Cavaglieri, donde siempre encontramos buenas ideas para nuestra pasión por redecorar.



¡Feliz fin de semana!

miércoles, 22 de marzo de 2017

Literatura encestada....

Nuestra pasión por la lectura nos mata (a una más que a otra, eso sí....). En alguna que otra ocasión nos han recomendado tanto un libro, que no paramos hasta conseguirlo. Y tras ello, esperamos ansiosas ese momento de tranquilidad en que nuestros adolescentes niños van a dormir (previo "período de adaptación" en el que disfrutan un rato más de sus teléfonos móviles, a sabiendas de que van a recibir un grito de sus progenitores recriminándoles su uso continuado y obsesivo.... ¿os suena el tema?). A lo que íbamos, que los cerros de Úbeda nos hacen desviarnos del tema. Ese momento de relax en el que comenzamos a leer "tan magnífico libro", poco a poco va dando un giro.... Frunces el ceño..., pero sigues adelante, y piensas... -" no le cojo yo el gusto, oyes", Y continúas.... Y duermes, y a la noche siguiente insistes.... Y al mes vuelves a leer un par de páginas. -"¿Y quién porras me recomendaría a mí esta porquería?", te dices a tí misma pensando en arrugar el libro (si pudieras) y encestarlo directamente en la papelera con un movimiento de muñeca a lo Pau Gasol.... Ay, Dios, dame paciencia.... 

















Encestados quedan, gusten o no, .... que es una pena tirar la Literatura, pues ha supuesto un trabajo arduo y creativo para su autor. Dejemos así los libros en cestas para almacenar y decorar. ¿Cómo lo veis?



lunes, 20 de marzo de 2017

Alta y delgada como tu lámpara...

Viernes noche, la hora de las Julias, o de las brujas, brujitas más bien... Esas que se cuelan en nuestros armarios, sin pedir permiso, a probarse nuestras prendas, "¡porque no tengo nada que ponerme, mamá!"... ¿Os suena? Pues a nosotras esa cantinela, con su edad, no nos sonaba de nada, y menos el hecho de entrar a saco en los dominios maternos de nuestra adolescencia, ¡y sin autorización! Por un lado, nos alegra que tengan esa confianza, y nos encanta que consideren que hay algo en nuestros guardarropas que les pueda servir... Pero son muchos los viernes noche que al llegar a casa, que también nos toca salir..., el aspecto de nuestros dormitorios es aterrador: puertas de armarios abiertas, prendas mal colgadas... ¡Serán brujas! pensamos de nuestras tiernas niñas sin poder evitarlo. Por ahora, tan sólo se libran nuestros zapatos..."¿Por qué te los compras con un tacón tan bajo? ¿Bajos?, ¿nosotras? Pero si hasta hace muy poco éramos las reinas del tacón... Eso de que "eres alta y delgada como tu madre, morená saladá..." se nos ha quedado corto, por mor de los zancos que calzan ahora. Lo mismo que estas ya de por si estilizadas lámparas, aupadas desde sus respectivos auxiliares, a las alturas.




Foto


Foto


Foto


Foto

Sin lugar a dudas, una forma de contemplar la decoración desde una perspectiva privilegiada, ¿no os parece?,



viernes, 17 de marzo de 2017

Cajas con sabor vintage...

Teníamos dos cajas de madera guardadas de la última Navidad. Eran de productos del mar, y vaya si nos costó trabajito quitarles el aroma a océano... Ya íbamos tirarlas, rendidas, cuando les dimos una última oportunidad en el lavavajillas, y oye, ¡mano de santo! Una vez resuelto el aspecto olfativo, quedaba resolver el decorativo. Con estos colores comenzamos el asunto.


 Era la primera vez que utilizábamos este color melocotón y nos encantó su tono.


El gris verdoso ya es compañero de muchas batallas...


Como veis en esta foto, hemos combinado dos tonos por caja. Usamos cinta de washi en vez de  carrocero, que en ese momento no teníamos...


Estamos seguras de que, si hubiera sido nuestra época, habríamos sido fans incondicionales de la revista "Chicas"... Pero nos conformamos con usar y disfrutar sus imágenes para nuestros trabajos.


Con las que seleccionamos, hicimos un decoupage en las bases de nuestras cajas (hemos tenido la suerte de que las láminas sean casi del mismo tamaño). Las pegamos con cola a la madera pero, para protegerlas, dimos una mano de barniz mate, pues no queríamos nada de brillo. Parece mentira cómo se queda el papel cuando se aplica el barniz, y más éste, que es bien viejito, ...¡arrugado como una pasa!


Pero el secador de aire caliente, y nuestras manos apretando con suavidad las arrugas, obran siempre el milagro...


..., y lo vuelven a dejar todo como si nada...




Sobre nuestra pared florida parece que quedan perfectas, dando un aire muy vintage al dormitorio donde se han situado.


¡De la pescadería a la perfumería!


Nuestras cajitas renovadas con sabor vintage van directas al Finde Frugal de Marcela, a coger sitio en su quedada semanal. ¿Nos acompañáis?



¡Feliz fin de semana!

miércoles, 15 de marzo de 2017

Particulares devociones...

Es habitual que las personas tengan objetos a los que tienen especial cariño... Son, para ellas, objeto de culto, fetiches, o simplemente recuerdos de los que no se quieren deshacer.... Y en ocasiones, esas pequeñas cosas, esos detalles que para otros no tendrían la más mínima importancia ni el menor atractivo, se aglutinan y perpetúan en ciertos rincones de los hogares de sus dueños. Se convierten así en verdaderos santuarios, en espacios perfectos para parar un rato y pensar, recordar o incluso rezar.... Fotos de seres queridos que ya no están, postales de ciudades visitadas y cargadas de vivencias, imágenes de artistas idolatrados, santos venerados.... Cada quién es cada cual en esto de la devoción, el fervor, la pasión o la admiración, sentimientos que dan lugar a altares muy, pero que muy especiales.








Parece que vamos a tener que crear un rincón fetiche, visto lo visto, ¿no creéis?



lunes, 13 de marzo de 2017

Cuando llega el momento...

Hay una frase que usamos con relativa frecuencia: "no es mi momento", para hacer referencia a actividades, vivencias...que nos encantaría realizar, pero que puntualmente no son factibles, y dejamos en "asuntos pendientes". Viajes no realizados porque los niños eran pequeños, aficiones aun no cultivadas por falta de tiempo... Listas de cosas que algún día llevaremos a cabo, estamos seguras, cuando "sea el momento". Y un poco es lo que nos ha pasado con el vidrio y el decoupage... Vimos una imagen que nos enamoró, y que, por cierto, ni siquiera hemos guardado..., y nos entró inmediatamente la necesidad de probar esta técnica sobre ese material. Estaba claro que había llegado "el momento". Rebuscamos por el arsenal de papeles, láminas, sellos...


..., elegimos los motivos, y aplicamos sobre ellos cola para decoupage...


..., y otra mano encima de la imagen, una vez pegada sobre el cristal.


Solo unos detalles, así lo queríamos...


..., para que el objeto y el adorno se complementaran mutuamente...


..., y nos sedujeran con su bonita unión.








Esta claro que muchas cosas surgen, cuando llega el momento...


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...