lunes, 14 de julio de 2014

Con tachuelas

Una de nosotras tuvo un experiencia curiosa con las tachuelas... , si puede llamarse curiosa al hecho de clavársela en la oreja, con tan sólo dos añitos, a su querida hermana de tres... Sí, una extraña ocurrencia sin graves consecuencias, ya que tuvo la habilidad de que el pinchito de la chincheta coincidiera con el conducto auditivo y no produjera daños graves. El fratricidio no se produjo, a Dios gracias..., pero ya apuntaba maneras la chavala... Un revoltijo de nervios en contraposición al carácter tranquilo y afable de su buena "sorella" María José (Pepa para los amigos, muy a su pesar, jeje). Y es que hay que reconocer que estos pequeños clavitos son la mar de ornamentales, incluso en el pabellón de "la Pepa", y que dan un aire distinto y especial a todo tipo de mobiliario y objetos decorativos.












Ahora que tenemos unos veinte años más (aproximadamente, jeje)..., ¿cómo tienes la oreja, Pepa?


56 comentarios:

  1. Aiiiii,pobre Pepa! Que dolor,solamente con leerlo nos hacemos cargo!! Bueno aparte de de intentos de fratricidio lo que está claro es que las tachuelas quedan muy bien en cualquier soporte y dan un toque algo vintage.Estuvieron muy de moda en los años setenta,pero estos cuadros que nos traéis hoy nos demuestran que puede volver con fuerza! Nos encantan!
    Otra idea para poner en práctica,la lista es larga....
    Os deseamos feliz semana y besos de las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenos días, chicas! Menos mal que Pepa no es rencorosa, a pesar de ser Leo..., jeje. Las chinchetas aportan un aire vintage y un toque chic que nos encanta, y estamos seguras de que volverán a tener el protagonismo que se merecen en decoración. ¡Nosotras apostamos por ellas!

      Muchos besos de las dos y feliz lunes

      J&Y

      Eliminar
  2. Si si!!! Pobre Maria Jose!!!! Como siempre me encantan vuestras ideas pero por favor, las chinchetas NUNCA quedan bien en un ser humano !!!!!!
    Es solo un consejo decorativo...
    Muchos besitos a las dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, Pepa, qué bonito pabellón tienes, jejeje! Pero quizás mejor sin chincheta... Nos ha encantado tu consejo decorativo, tomamos nota...

      Besos enormes de las dos

      J&Y

      Eliminar
  3. Tachuelas y látigo?
    O simplemente tachuelas?
    Bueno, no se, a lo mejor os he dado una idea para un post.
    Como remate, preciosas, y en las orejas...
    Ahora se llevan en todos sitios, hasta en los zapatos y eso no quita para que siga teniendo el uso de siempre, y quedando bien.
    El aire retro que tanto buscais y que os sale sólo en los post.
    Ese aire de tiempos atrás en los que había., precisamente eso, tiempo.
    En los que todo tenía el valor del tiempo, y no me quiero repetir pero es así con pienso, en el fondo, el tiempo.
    Hemos luchado toda la vida con y contra él, hacía delante, hacía atrás, intentando gobernarlo, intentando que no nos domine...
    Y siempre ahí, por eso entiendo era búsqueda de la etapa en la que tenía ese valor intrínseco y no el que tiene hoy, que es la falta de él.
    Tachuela y remache. Que dos palabras más bonitas y que cuya función ha decaído porque ya las cosas no se arreglan, sino que se cambian.
    Una pena!
    Pero para eso estáis vosotras, para recordarnos todos estos momentos y hacernos pensar que debemos buscar donde dejamos guardado el tiempo.
    AMSC

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué película viste anoche, Antonio...? Nosotras la final del mundial y no había látigos... Pero bueno, sí que nos has dado una idea, ¡muchas gracias! Y como otras veces, un comentario para la reflexión, esta vez sobre el tiempo, o mejor dicho, la falta de él... que se nos escapa entre los dedos con las miles de cosas que nos imponemos hacer a diario sin pararnos a disfrutar. Así que disfrutemos de estas tachuelas con tranquilidad. Ah! y nosotras somos expertas en darles un nuevo uso a las cosas sin tener que tirarlas... Aunque eso ya lo sabes tú.

      Muchos besos de las dos

      J&Y


      Eliminar
  4. Mira que siempre he relacionado las tachuelas en decoración con los sofás de escay (que por mucho que el corrector me marque como incorrecto la RAE dice que se escribe así) y esos flecos que los remataban o con la moda ochentera de las cazadoras de cuero, pero con el post de hoy me habéis abierto la mente. Ese cuadro de la letra ampersand (que dicho sea de paso me gusta muchísimo más el símbolo que el nombre de la letra) me parece genial. De hecho ya me estoy planteando hacer algo así. Y una de vosotras fue una visionaria hace veinte años al agujerear a Pepa para, por ejemplo, ponerle un piercing.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Raquel! Vemos que eres como nosotras, te gustan las palabras y las letras y te vas a la RAE para confirmar su ortografía, ¡nos encanta! Ese símbolo es de lo más decorativo, con o sin chinchetas. Y a buena le querías poner tú un piercing..., a la más clásica entre las clásicas, jajajaj.

      Besos mil de las dos y buen lunes

      J&Y

      Eliminar
  5. Pobre Mª Jose, menos mal qué se quedo en nada!! Me encanta la primera y la última foto chicas!!
    Bsts y feliz semana a las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Mónica! Lo de Mª José, gracias a Dios, quedó en un susto y en buena anécdota que relatar aquí. Coincidimos, la primera y la última son nuestras fotos favoritas.

      Enormes besos para un lunes.

      J&Y

      Eliminar
  6. ¡¡Y yo que siempre las ha había asociado a los remates de tapiceria de sofas y a los sobres de escritorio!! Me encanta comoque dan en cuadros y en letras. Menos mal que lo de Pepa no fue nada.....anda que menudo bichillo eras!!! Gracias un lunes mas por la inspiracion, chicas.
    Besitos y besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Isabel, hola! Pues ya ves que el mundo de las chinchetas no acaba en las tapicerías, a nosotras también nos sorprendió... Y la chinchetera sigue siendo un buen bicho, pero Pepa se cuida muy mucho de acercarle la oreja, jejeje.

      Besos mil de las dos

      J&Y

      Eliminar
  7. Cuántas herramientas, juguetes, útiles de cocina que pillábamos no habrán volado entre hermanos??? Jajajaja....Pobre Pepaa.....Menos mal que no fue nada!!
    Como elemento decorativo me parecen preciosas las tachuelas aunque laborioso trabajar con ellas para llenar huecos o hacer dibujos, pero desde luego, original sí que es!!
    Un besote chicas y feliz semanita!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y que lo digas, Menchu! Volaban toda serie de armas arrojadizas, sin mayores consecuencias, igual que nos pasábamos la mayor parte del tiempo jugando en la calle y hacíamos solos los deberes. ¡Cómo han cambiado las cosas! El trabajo con las tachuelas puede parecer laborioso, pero vistas las imágenes, merece la pena el resultado.

      Muchos besos de las dos y buena semana

      J&Y

      Eliminar
  8. Sin duda la vena diseñadora salió ya desde niña por algún lado, solo que puesta en practica en el lugar equivocado, ¡qué dolor! Sería buena idea compensar a Pepa con un bonito detalle decorado con tachuelas para superar este trauma de la infancia jeje. Me gusta especialmente cómo quedan en la letra y en el cajón.
    Besos. Feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es que esta niña apuntaba maneras, Inmaculada! Pues si, ahora debería tener un detallito con la hermana, en concepto de indemnización y para compensar las secuelas.... En los muebles las tachuelas nos parecen de lo más elegante, más que en el pabellón.

      Besos mil de las dos

      J&Y

      Eliminar
  9. Yo tengo una idea para utilizarlas que ya os enseñaré pero en la oreja nunca se me habría ocurrido jejeje. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, ¡pues ya estamos deseando ver esa idea plasmada, Glory!

      Muchos besos de las dos

      J&Y

      Eliminar
  10. Hace tiempo que me tienen enamorada esas tachuelas , lindas imágenes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Seguro que buscas algún sitio donde colocarlas, Angélica!

      Muchas gracias por tu comentario y besos enormes de las dos

      J&Y

      Eliminar
  11. Ja, ja me ha encantado la anécdota de la oreja de la pobre Pepa. A mi la verdad es que me encantan en los muebles y en las tapicerías y las fotos en los complementos de decoración que habéis puesto me han chiflado. Ya compré yo un par de cajitas para usarlas aunque aún no se donde...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Pepa no le estará gustando mucho ser objeto de chanza, jejeje. Le preguntaremos al final del día, si nos coge el teléfono... Ya estamos esperando a ver qué haces con ese par de cajas, Ana, seguro que te das mucho arte.

      Besos a montones.

      J&Y

      Eliminar
  12. Buenos días chicas...!!! Siempre aportando ideas ...curiosas muchas veces, y es que las hay muy precoces y de modo innato se adelantó a la moda del piercing, con la tachuela para Pepa, que claro aún no era el momento.

    Las tachuelas...que yo recuerde, siempre las he visto rematando tapizados, de los cuales no tengo muy buenos recuerdos, ya que la mayoría de las veces me ha tocado retirarlas, como me ocurrió, con las mecedoras, dos con doble tapizado y además oxidadas, imaginaros para quitarlas, pero no contenta con eso, cuando tapicé mi sillón, (antigua descalzadora) en la parte trasera tuve toda la santa paciencia de asegurarlo con tachuelas.

    Y por supuesto con tantas sugerencias que traéis, seguro que en algún trabajo las añado, me gusta el cajón decorado, el cuadro y la letra especialmente.

    BESOS A PARES ......ya mismo nos ponemos de acuerdo y hacemos gestiones.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, María José! ¿Has visto a la pobre de tu tocaya lo que su traviesa hermana le hizo? Qué cosas... Pues sí que te imaginamos pacientemente quitando tachuelas de las mecedoras, ... y es que cuando nosotras las quitamos salían por nuestra boca más de un improperio. Pero ponerlas para decorar ya es otra cosa, siempre con la ilusión del cómo quedarán.

      Quedan pendiente esas gestiones. ¡Pero que no tarden!

      ¡¡Besos mil de las dos!!

      J&Y

      Eliminar
  13. una experiencia muy puntiaguda jajaja, que bonitas se ven , la puerta del despacho con tachuelas me encanta , un beso chicas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Nunca mejor dicho, Mari Carmen, jajajaja! Las tachuelas aportan a esa puerta un plus de elegancia, desde luego.

      Muchas gracias por tu comentario y un beso enorme de las dos

      J&Y

      Eliminar
  14. Vaya ocurrencia que tuvo, y menos mal que no atinó con el pincho! Donde que sí que están atinadas las chinchetas es en todas estas fotos.
    Ya aprovecho para despedirme de vosotras por las vacaciones. Espero que vosotras también lo paséis bien cuando llegue el momento!!
    Besos a las dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !Menos mal que le falló la puntería, María E., si no la historia que contamos hoy sería bien diferente! Bueno, poco a poco os vais yendo todas de vacaciones, os echaremos de menos hasta que nos llegue el turno a nosotras. ¡Qué descanses, disfrutes y vuelvas con mil recetas maravillosas que compartir con nosotras!

      Muchos besos de las dos

      J&Y

      Eliminar
  15. Las chinchetas en tapiceria no me gustan naada, debe ser porque las tengo aburridas de tanto trabajo al quitarlas... pero een esa letra y en muebles me encantan como decoran¡¡ y la posibilidades que ahi... menos mal que no fue nada lo de Pepaaa... besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entendemos, Deba, ¡lidiar con ellas a la hora de retapizar un mueble tiene tomate! Por eso hemos buscado otras ideas menos trabajosas, y que nos permitan recuperar con ganas este elemento tan decorativo.

      Besos mil de las dos

      J&Y

      Eliminar
  16. Vaya ocurrencias tenemos cuando somos peques jejeje! Muy divertida y entrañable la historia :) Qué aplicaciones más chulas de remaches, me gusta especialmente la letra "E" queda muy diferente y llamativa de lo que he visto hasta ahora con estas letras.
    Un besazo para cada una!
    Anna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta anécdota de infancia, Anna, nos resultó particularmente decorativa (ya que la sangre no llegó al río...), y no era cuestión de dejarla pasar, jajajaja. Es verdad que esa letra se ve diferente por obra y gracia de las chinchetas.

      ¡Muchas gracias por tu comentario y besos de las dos!

      J&Y

      Eliminar
  17. Para los que sois manitas, todo un arte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Marcos, por el piropo!

      Besos mil de las dos

      J&Y

      Eliminar
  18. Deberíais escribir otro blog con todas vuestras historias!!jaja
    yo soy muy de tachuelas la verdad
    Besos chicas
    Leti
    Sin pereza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, Leti, no nos des ideas, ¡que nosotras puestas a contar...! jajajaja. Nos alegra que te haya gustado el post.

      Besos enormes de las dos

      J&Y

      Eliminar
  19. Uffff que dolor!!!! Mira que sois,eh??? Bueno solo una...jejeje yo jugando con la grapadora de peque tb me clavé una grapa asi que puedo imaginarme por lo que pasó Pepa...aiiiii
    En el tema de deco quedan muy bien,es como si te pusieras una camiseta con o sin collar...lo mismo pasa en el sofá... Elegantismo!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Sofie, ahora que lo vemos con perspectiva..., ¡cómo éramos los niños! jajaja. Pues lo de la grapa tuvo que doler tela. Y qué razón tienes con las tachuelas, son un complemento de lo más chic.

      Muchos besos de las dos

      J&Y

      Eliminar
  20. Ufff vaya dolor a mi me clavaron un dardo en la pierna ya ves , tachuelas dardos y demas todo dueleeee jjajaja y en decoracion las tachuelas estan muy de moda al menos he visto por la red numerosos cuadros hechos con ellas .
    Besitos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Un dardo! ¡Qué barbaridad! Entre la chincheta de Pepa, la grapa de Sofie y tu dardo... ¡qué de lesionadas! Nosotras también tenemos pendientes hacer algo más con las tachuelas, pero fuera de la oreja, jajaja.

      Besos mil de las dos

      J&Y

      Eliminar
  21. Hola Chicasssss!!! ya estoy de vuelta!!!
    Miren no más que travesura, yo creo que le pareció que era un pendiente,
    Esas tachuelas o remaches como les llamo yo son
    algo que me encanta, sino vean mi último post donde destaco por coincidencia el sofá que lleva
    tachuelas, los cinco ejemplos que nos ponen están preciosos.
    Bueno chicas estoy feliz de retomar la vida bloggeril besos cariñosos a las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Pilar! Bienvenidaaaa, jeje. Pues si, a los niños les atrae mucho los objetos brillantes, y esa chincheta debió de parecerle un pendiente a una de nosotras. Ahora mismo vamos a ver tu blog y ese sofá con tachuelas. ¡¡Estamos encantadas de que estés de regreso!!

      Besos enormes de las dos

      J&Y

      Eliminar
  22. Todas las ideas propuestas me gustan, pero me fascinan y deseo ponerlas en práctica cuanto antes, el cuadro con la & y la letra E
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues... ¡manos a la obra, Mari! Seguro que haces monerías con las tachuelas.

      Muchos besos de las dos

      J&Y

      Eliminar
  23. Jajajaja...me ha encantado la anécdota ¡tremendo trastillo! La verdad es que me gustan mucho las tachuelas en decoración y de momento no las he utilizado...aunque si las tengo en mente, cualquier día me pongo con ellas. Besotes y gracias por la inspiración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Bea! Nos encantará ver lo que haces con ellas, si te animas al fin. Muchas gracias por tu comentario

      Besos enormes de las dos

      J&Y

      Eliminar
  24. El diseño de la letra me ha encantado!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !Esa letra ha gustado mucho!

      Muchas gracias y besos mil

      J&Y

      Eliminar
  25. Jejejeje.... La anécdota de la chincheta en la oreja de Pepa!!!
    Cruel y encantadora a la vez!!
    Aunque ya la conocía no deja de sorprenderme!!
    Seguro que la buena y paciente Pepa no tomó represalia alguna.....
    Tachuelas y chinchetas... Algo tan funcional y habitual en nuestras vidas y vosotras encontrándole su lado decorativo. Impresionante!!
    Por cierto: No dejemos que la reciente invasión de los imanes de nevera disuelva el protagonismo y encanto de un panel de corcho (los de toda la vida) con chinchetas de colores para colgar las notas, listas de la compra y número de teléfono del establecimiento de comida a domicilio....¿No estáis de acuerdo?
    Besos.
    GRA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos contigo, Gra. ¡Reivindicamos el corcho achinchetado con toda una serie de folletos de comida a domicilio! ¡Fundamental para dos mujeres como nosotras poco cocinillas! Y no, la Pepa no tomó represalia alguna. Quizás hoy en día sí lo hubiera hecho y con razón, jeje.

      Besos mil de las dos

      J&Y

      Eliminar
  26. A ver si ahora traga el comentario.es el tercer intento...jajaja.Pero no el ultimo.insistire hasta que lo trague!!! Pues decia el lunes y hace un rato q pobre Pepa( como mi madre...) mira q dejarse urgar por esa rubita nerviosa? De donde sacaste la chincheta hija? Probando a ver por donde salia no? ...espero que en el taller no se te ocurra hacer experimentos con tu socia!!! Del reportaje : la primera foto..me encantaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ejem, ¡a la socia se le han puesto los pelos de punta...! Qué allí lo de menos son las chichetas... Jajajaja, Anda que tu, tarde pero con guasa ¿eh? Nos encanta tu insistencia, Marisa, porque te echamos de menos cuando no comentas, y te ponemos falta.

      Un beso enorme de las dos

      J&Y

      Eliminar
  27. Madre mía pero que ocurrentes son los niños¡! ahora nos parece una anécdota divertida pero en su momento a Pepa seguro que no le hizo ni pizca de gracia.
    Me encanta la primera fotografía chicas. Gracias por la inspiración.
    Besos mil para las dos.
    Anabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, claro que no le hizo gracia, aunque no le dolió... ¡menos mal! La primera foto es inspiradora, ¿verdad? Nos encanta que te haya gustado.

      Muchos besos de las dos

      J&Y

      Eliminar
  28. Bueno, yo creo que exageráis atribuyendo intenciones fratricidas a aquella de ustedes que protagonizara la manida anécdota! Estoy con Manora y María José, creo que la creatividad de la chiquilla era simplemente algo adelantada a la época, y sólo quería ver cómo lucía una oreja con piercing... (claro que para experimentar es mejor oreja ajena que propia jajajaja) Porque mira que hoy día los chicos se perforan el cuerpo como si tal cosa!
    En cuanto a las tachuelas, a mí me recuerdan las famosas chaquetas de motociclista que usábamos en los ochenta -no preguntéis edad, pero no es difícil sacar cuentas ;) - y yendo aún más atrás, lo odioso que me resultaba de niña cuando mi mamá me ponía a desclavar las tachuelas viejas de los sillones que había decidido retapizar... (que lo de "hazlo tú mismo" también me viene de casta!) Y quién accidentalmente no se clavó alguna vez una tachuela "perdida" en las chanclas de playa? Pero hasta hoy no me había puesto a pensar lo decorativas que podían resultar empleadas como en la primera foto... Definitivamente me guardo la idea y aunque tarde (no, más bien tardíííííííííísimo!) agradezco una vez más la inspiración que nos brindáis a manos llenas en cada visita.
    Besitos,
    K.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si supieras, Kassandra, que esa "chiquilla" hace un año intentó hacerse otro agujero en la oreja, pero no hubo manera de que cicatrizara. Tuvo que quitarse el pendiente y olvidarse de él. ¡Está claro que los piercings no son lo suyo! jajajajaja. Nosotras también somos de los ochenta, con esos pelos cardados, las hombreras, la bisutería tan discreta... ¡que época! Y en cuanto a las chinchetas, vemos que tu historia con ellas viene de largo... y seguro que no acaba aquí.

      Nos encantan tus comentarios llenos de historias divertidas y personales que nos ayudan a conocerte un poquito más.

      Besos enormes de las dos

      J&Y

      Eliminar

¡Nos encanta leer vuestras opiniones y comentarios! Son la sal de nuestro blog. ¡Muchas gracias por el tiempo que nos dedicáis!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...