lunes, 12 de noviembre de 2018

¡Un trío con "gancho"!

Hay un recuerdo que, con los años, ha vuelto a nuestra memoria... En casa de una de nosotras, los sillones orejeros, propiedad indiscutible del padre y la madre de la interfecta (cualquiera le usurpaba el asiento a ninguno de los dos...) tenían una protección para cabeza y brazos. Esos pañitos de ganchillo se sujetaban con un artilugio de metal en forma de "u" alargada, que se clavaban al sillón. ¡Qué coraje nos daban esos pañitos que, constantemente, había que recolocar para que tuvieran la situación correcta...! Nos parecían, además, pasados de moda, de abuela, poco chic en definitiva... ¡Cómo han cambiado las tornas...! Hoy los buscamos en mercadillos, los hacemos (o nos los hacen amigas, como nuestra querida María José) y los situamos en sitios visibles y estratégicos de nuestro hogar. Pero como más nos gustan es haciendo trío... Sí, un trío perfecto: base, croché y vegetación ... 















Esto de los tríos es lo que tiene.... Según los ingredientes, puede gustar ¿no?


viernes, 9 de noviembre de 2018

Un espejo muy provenzal....

Hemos descubierto, no hace mucho, los fantásticos mercadillos de la Costa del sol. No en vano, recientemente hemos hecho un recorrido por los mismos. En el de Fuengirola, el más completo, localizamos este espejito, cuya belleza quedaba oculta por capas y capas de pintura sintética.


Antes de atacarlas, quitamos las dos alcayatas y protegimos el espejo.


¡Y a decapar se ha dicho!


Nos gustó mucho la madera, y estuvimos dudando si dejarla a la vista totalmente.


Pero nos decidimos por el color.



Aunque no quisimos ocultar totalmente la belleza de esa madera.


Usamos la lerna para recuperar los orificios de las alcayatas...,



..., pero las sustituimos por estas pequeñas bolitas doradas.


Este bonito papel de servilleta fue un regalo de nuestra querida Anna Llansa del blog "Diy de todo un poco"   



Justo el que necesitábamos para un pequeño docoupage.

 
Nos encantan las marcas del paso del tiempo en el espejo...,


..., y el detalle de la baldita inferior embellecida por las flores.


Y así quedó, con este aire, nos parece, muy provenzal.





¿Qué os ha parecido? Con él nos despedimos hasta el lunes. ¡Sed buenos!



miércoles, 7 de noviembre de 2018

Alea jacta est...

Ya sabéis, porque lo hemos dicho en alguna ocasión, que no nos gusta el juego, pero ese que provoca adicción de la mala... No así un buen parchís o una oca, que jugada en familia nos produce enorme satisfacción, claro está. Estos juegos tan simples como divertidos nos dan pie a usar los dados para decorar, curioso traslado de un tablero a un estante o a una bandeja, por ejemplo. Hoy nos hemos dedicado a investigar, y fíjate por dónde, estos dados aparecen ya en algunas pinturas de vasijas griegas y romanas. De hecho, en Roma se llamaban álea, ¿Recordáis la famosa frase de Julio Cesar "Alea jacta est"? La pronunció al cruzar el río Rubicón, frontera de la Galia con Roma, lo que supuso una declaración de guerra contra el poder de Pompeyo. Pues, literalmente, esa frase significa el dado tirado está, o lo que es lo mismo, "la suerte está echada". Y una cosa más, de esa palabra, alea, proviene otra muy significativa y relativa al azar: aleatorio. ¿Cómo os quedáis? Si es que no hay día que no aprendamos algo nuevo....




Foto



Foto




Foto



Foto


Foto

¿Pensáis que la suerte está echada? ¿Creéis en vaticinios? ¿Os gustan los dados? ¿Jugáis al parchís? Uy, qué de preguntas....


lunes, 5 de noviembre de 2018

"Zuequeando"

Desde muy niña, una de nosotras ha sentido debilidad por los zuecos, esos zapatos con tacón de una sola pieza de madera y la parte superior de piel. Será porque sus progenitores no le compraron a muy temprana edad uno de los que se encaprichó, de color azul y tachuelas doradas, el caso es que este tipo de calzado ha terminado convirtiéndose en un imprescindible para ella cada primavera y verano. Hoy en día, y es muy de agradecer, la madera característica de estos zancos de ciudad ha pasado a ser más ligera y menos ruidosa que antaño... La de antes pesaba lo suyo y hacía un ruido al caminar considerable; ¡la de maderazos que habremos dado de aquí a allá! Este refinamiento, sin embargo, no lo han sufrido los zuecos originales, esos que se crearon alrededor del año 1200 para trabajos de granja, y que aun hoy continúan usándose en zonas rurales del norte de nuestro país. Amén de ser "souvenir" indispensable de ciudades como Amsterdarm, de la que, por cierto, viene el nuestro. ..












¿Os imaginabais tantos usos decorativos para estos zuecos?

miércoles, 31 de octubre de 2018

Un tributo a México

El verano pasado acudimos al concierto que dio en nuestra ciudad el cantante Luis Miguel. Somos, desde siempre, fans incondicionales del "Sol de México". Comentaros que el artista estuvo espectacular, como en sus mejores tiempos, con un vozarrón de quitar el "sentío", y en plena forma física... (¡qué guapo es, por favor!). Pero el momento estelar vino cuando, al grito de "¡mi mariachi!", salió al escenario la misma. ¡Madre mía, aquello fue la locura! No sabemos por qué nos tiran tanto estas orquestas y sus rancheras, pues, que sepamos, no corre sangre mexicana por nuestras venas, pero desde pequeñitas, los mariachis, (ahh!, y el personaje del Zorro), nos han entusiasmado. Hasta el punto de que una de nosotras viajó a México en su luna de miel. Y de allí mismo se trajo una manta típica del país, de algodón y, casi siempre, con rallas de vibrantes colores, llamada Sarape. La nuestra, en tonos pasteles, debe ser de las menos usuales, pero deja clara constancia de que el gusto por los colores suaves nos viene de lejos... Con pocos tejidos tan resistentes y polifacéticos nos hemos encontrado en nuestras vidas; en estos más de veinticinco años, ha hecho las veces de alfombra, de manta, mantel, y hasta lo hemos usado para proteger los muebles cuando los hemos trasladado en coche de un sitio a otro... ¡Y permanece inalterable! No nos extraña, pues, que la decoración haya caído rendida ante su versatilidad y calidad (se usan hasta para tapizar), y que estos sarapes estén más de moda que nunca.













Además, le dan un toque étnico, tan de actualidad, a la decoración. ¿Conocíais estos tejidos?

Nos tomamos este puente de vacaciones blogueriles. Esperamos que disfrutéis del final de semana, con puente o sin el.  Nos vemos el lunes 5 de noviembre.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...