viernes, 20 de julio de 2018

Luminoso verdor...

Por el taller ronda, desde hace muchos años, esta lámpara de la multinacional Sueca. Y lo cierto es que pasa un poco desapercibida, así que decidimos sacarla del anonimato...


..., con pintura blanca a la tiza para el pie,


... y también para la pantalla, que ya habíamos quitado al fotografiar la lámpara.


El papel fue el segundo elemento elegido para el cambio; el mismo que empleamos en esta lata, y del que conservábamos un par de pliegos. Dividimos la pantalla en dos mitades para sacar el patrón.


Cola de decoupage sobre la base,...


..., y sobre el papel para protegerlo. Al ser de seda, es muy finito y delicado, así que hay ir con cuidado al trabajar con él, además, se arruga muchísimo al aplicarle el protector. Sin embargo, el calor del secador obra milagros.


Fijaos lo terso que luce una vez seco del todo ¡ni un lifting, vamos!


Aquí podéis apreciar la unión de las dos mitades,...


..., y cómo el verde tamiza la luz, una vez encendida.


Al pie, le hemos dado tres manos de pintura, y un ligerísimo lijado.


Así de botánica luce ahora la lámpara, y de llamativa... ¡Protagonista absoluta de su nueva vida!


Y con ella nos vamos, como es costumbre los viernes, a casa de Marcela y su Finde Frugal. ¿Os lo vais a perder?

¡FELIZ FIN DE SEMANA!

miércoles, 18 de julio de 2018

Celeste no es un color...

Seguro que más de uno recuerda esa graciosísima revista musical interpretada por la añorada Lina Morgan. En ella, la llegada a la Tierra de un angel celestíal llegará a provocar situaciónes de lo más cómicas cuando se decide a ocupar el cuerpo de una mujer, Celeste (Lina Morgan), a quien todo se vuelve en contra.... No es la única obra interpretada por esta gran mujer la que nos hizo sacar sonrisas y sonoras carcajadas, no. El último tranvía, Hay que decir sí al amor o ¡Vaya par de gemelas! son algunas de las tantas que hicieron las delicias de nuestros mayores. Aún recordamos las carcajadas de nuestros padres (y de nosotras) intentando descubrir qué movimiento antinatural hacía que las hermosas piernas de Lina se deformaran hasta el extremo....











Nosotras tenemos algún que otro detalle en celeste por casa, aunque no demasiados...  Y a vosotros...,¿os gusta ese colo para decorar? 


lunes, 16 de julio de 2018

Vaivén de moda...

Antes de que una de nosotras fuera madre, ya sabía que, cuando llegara el momento, lo primero que iba a comprarse era una mecedora. Y así fue. En los primeros meses de gestación, de mellizos por cierto, compró un modelo de estilo "Thonet", con asiento y respaldo de rejilla, vintage y atemporal donde los haya. ¡Y menudo trote le dio! Balancín va, balancín viene, "melli" va, "melli" viene, todo el día y parte de la noche... Tanto cariño le cogió al mueble, que ya nunca se deshizo de él. Se encuentra ahora en la playa, donde se le sigue dando mucho uso, sobre todo por una de las Julias, esa que se crió mecida por el suave vaivén de la hamaca. Cuando comenzamos con el blog, uno de los primeros post se lo dedicamos a este mueble que lleva formando parte de nuestras vidas tantos años. Y hoy repetimos, después de ver en una página online especializada en ventas temporales de muebles y decoración, que la mecedora en general, y nuestro modelo en particular "....aunque ha pasado por momentos bajos, está recuperando progresivamente el terreno perdido en los últimos años....convirtiéndose en un verdadero objeto de deseo". Así que, ¡estamos a la última!, aunque nunca hayamos considerado a nuestra mecedora, una cuestión de moda...




Foto


Foto


Foto


Foto


¿Habéis visto, además, la de posibilidades decorativas que tiene? Contadnos, ¿tenéis alguna mecedora por casa?


viernes, 13 de julio de 2018

Una joyita turquesa

En una cuba cercana al domicilio de una de nosotros "apareció", como por arte de magia y para que nuestros ojitos lo vieran, esta monada de perchero, ¡una joyilta! Era de madera y se encontraba en muy buen estado, aunque le faltaba una de las perchitas...


Como nos iba a resultar complicado localizar una semejante, nos decantamos por adquirir un par de pomos de madera para que sustituyeran las dos piezas centrales de nuestro nuevo auxiliar.


En los huecos donde se insertaban las dos perchas (la extraviada y la retirada por nosotras) hicimos sendos orificios con una lerna para poder fijar en ellos los tornillos de....


... los nuevos tiradores.


Tras una buena limpieza con agua y amonico, y sin necesidad de usar lija (el barniz prácticamente había desaparecido por el uso del anterior propietario), nos pusimos manos a la obra con el color.


Tenemos que contaros que, hace unos días, recibimos una tarjeta regalo de Leroy Merlin. Nos volvimos como locas porque era un obsequio por nuestra aparición en el programa Bricomanía, ¿recordáis? Gracias a nuestros dos proyectos (el dormitorio romántico y la lámpara vintage) hemos adquirido gratuitamente esta preciosa pintura al agua, aparte de otros materiales que nos han venido de perillas para futuros trabajos.










Nuestro perchero se ha situado en una entrada donde no hay iluminación natural, así que no hemos podido sacar buenas fotos, pero nos encanta la luz que aporta ese color tan alegre, ¿no os parece? 

A ver si a los participantes y lectores del Finde Frugal de Marcela Cavaglieri les gusta el resultado tanto como a nosotras. ¿Nos acompañáis?



Tampoco queremos dejar de participar en el último post de Anna Llansa antes de las vacaciones. Su quedada "Aprendiendo de todo un poco" es perfecto por su temática: DIY Hallazgos.


¡Feliz Fin de Semana!




miércoles, 11 de julio de 2018

¡Bien a la vista!

El fin de semana pasado una de nuestras parejas perdió no una, sino las dos gafas de cerca que tiene en casa. -"¿Habéis visto mis gafas?", -"¿Alguien sabe dónde están mis gafas?", -"¿Podéis ayudarme a buscar mis gafas?"... Toda la familia movilizada buscando las lentes, que, por cierto, no aparecieron. Hasta que ya metidos en la semana, una de nuestras Julias, hija por más señas del susodicho que perdió las antiparras, manda una foto al grupo familiar del móvil, con una de ellas dentro del cajón de la cocina donde se guardan los tupperware... Y al día siguiente, el ínclito envía otra foto con las otras extraviadas, halladas en el suelo de su coche. ¿A que os ha sonado la película? Aunque repetimos temática, no hemos podido renunciar a contar esta anécdota, tan recurrente en cualquier hogar con las gafas, las llaves, incluso el móvil, sobre todo cuando lo hemos puesto en silencio... ¡Y la angustia que entra hasta que aparecen! Pues en esta casas han decidido que, al menos, las llaves, las van a tener bien a la vista, aunque a veces, ni por esas...










Foto


Foto

¿Cuál es el sitio más extraño en el que apareció algo que habíais perdido?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...