lunes, 13 de julio de 2020

¡A regar tocan!

Durante mucho tiempo hemos estado trasladando las plantas que teníamos repartidas por la casa al fregadero, para su riego semanal. Sin embargo, cada vez teníamos más vegetales y éstos, gracias a Dios, crecían, de modo que la tarea termino convirtiéndose en algo muy tedioso. Se imponía un cambio de táctica, y en esa estábamos cuando nos topamos en una tienda con la clásica regadera de toda la vida. ¿Y sabéis?, nos encanta el gesto de llenarla, sujetarla por el asa y ver cómo cae un chorrito muy fino y delicado de agua sobre la tierra, hasta humedecerla. La nuestra no puede ser más sencilla, pero cumple su tarea a la perfección. Además, es rosa, no podía ser de otro color..., y la tenemos en la ventana bien a la vista, como un elemento decorativo más. Con este simple y cotidiano objeto, hemos redescubierto el placer de cuidar y mimar a nuestras plantas, regadío incluido, sin que nos pese.




Foto



Foto



Foto



Foto

Estos calores que estamos sufriendo en los últimos días nos tiene achicharrado hasta el cerebro... Éste solo nos da para post ligeritos y muy refrescantes... ¡Por poco nos regamos a nosotras mismas mientras lo escribíamos! Por cierto, ¿qué tal andáis de regaderas?




viernes, 10 de julio de 2020

Pequeño, pero indispensable...

Hoy os enseñamos un antes y después muy sencillito, pero que teníamos pendiente. Se trata de un pequeño espejo que, en su origen, se apoyaba igual que un marco de fotos. Esa pieza, la que lo mantenía erguido, se rompió y tiró, ni sabemos cuando... Desde entonces yace tumbado sobre uno de los muebles del baño y, por problemas de espacio, con el vaso de las brochas encima, tal que así.


Lo desmontamos completamente...,


..., y le dimos dos manos de pintura muy a la ligera; en algunas zonas ni siquiera llegamos a pintarlo y, en otras, con un paño algo humedecido, quitamos por donde nos pareció. No lo hicimos con lija porque, al ser el marco de resina, nos daba miedo levantar el dorado original que queríamos dejar entrever.


Este es el efecto que queríamos conseguir.


En alguna ocasión os hemos comentado que el quiosquero vecino de una de nuestras casas, cada vez que vamos a comprarle alguna revistilla, nos obsequia con flores de un seto inmenso que tiene al lado, ...


..., pero ellas no son las protagonistas de hoy, sino nuestro pequeño espejo tocador redecorado y, por fin, colgado como debe ser.


Y es que, aunque es pequeñito, nos resulta indispensable para mirarnos por detrás con él, enfrentándolo al espejo grande del lavabo... ¿No hacéis vosotras lo mismo para veros el peinado, si se nota demasiado la ropa interior con ese pantalón o se nos marcan  mucho las "mollitas" de la espalda con esa camiseta...? En fin, ¡como la vida misma!


Con este ligero post nos despedimos por hoy, no sin antes desearos un


¡FELIZ FIN DE SEMANA!



lunes, 6 de julio de 2020

Pequeñas espinas...

Todos tenemos pequeñas espinas incrustadas a fuego en nuestra piel... Son sentimientos de pesar que nos atormentan, a veces de manera insistente... La actitud de un familiar, el desaire de esa amiga, o incluso una actuación nuestra con resultado insatisfactorio, nos dejan mal sabor de boca y una aflicción que intentamos olvidar. Una de nosotros suele mover rápidamente la cabeza, en actitud de negación, como queriendo sacar de su mente ese mal recuerdo. Sabéis a qué nos referimos, ¿verdad?Pero también es conocido que una espina saca otra espina, así que hoy hemos querido decorar nuestro hogar con esos pequeños cactus que tantos beneficios tiene. Porque seguro que sabéis que estas plantas favorecen la concentración, absorben las ondas, aseguran el éxito y limpian el aire del hogar. ¿Puede haber algo mejor para mejorar nuestra actitud mental?











¿Tenéis alguna espinita clavada confesable?



viernes, 3 de julio de 2020

Vintage 3 ROOM...

Hace unos días os mostrábamos cómo habíamos transformado, con pocos gestos, una pantalla de lámpara un poco sosa y algo estropeada. Pues como esa, teníamos otra idéntica esperando su turno...


También aplicamos dos manos de pintura blanca a la tiza y, en este caso, una más de barniz...,


..., pues íbamos a estarcir varios motivos, y ya sabéis que, si se barniza previamente, es muy fácil corregir cualquier posible error.


Este es el resultado, de nuevo pocos gestos capaces de transformar mucho...


Hemos estampado la misma plantilla por todo el contorno de la tulipa...,


... consiguiendo un aire más vintage, a la vez que actual.


Estamos comenzado a sentir una peligrosa atracción por el color gris; ¡es tan elegante!


Aquí os mostramos, juntitas, las dos lámparas transformadas, cuyo próximo destino estamos deseando enseñaros, aunque no sabemos la fecha...


Os confesamos que, cuando recibimos las pantallas en su estado original, a punto estuvimos de comprar dos nuevas... Sí, sí, a veces nos olvidamos del poder decorativo de la pintura y de un poco de inspiración, aunque os parezca mentira. Estamos convencidas de que, cada uno de nosotros, dentro de nuestros propios estilos, podemos reciclar y redecorar con mucho encanto.


¡FELIZ FIN DE SEMANA!




lunes, 29 de junio de 2020

Vida en pareja

Nuestros ratos de taller dan para mucho... Hay días en los que, mientras trabajamos, ponemos música y cantamos, otros en los que no se oye ni una mosca; solo nuestros cerebros trajinando en cien mil cosas a la vez. Momentos en los que charlamos de banalidades, y sesiones completas de "terapia" en las que nos desahogamos de lo humano y lo divino, incluido nuestras parejas... ¿Quién no necesita "despotricar", de vez en cuando, del contrario para soltar lastre emocional? Seguramente ellos dirán que no lo precisan, y es cierto que los nuestros, ambos dos, son leales hasta la muerte... Pero la naturaleza femenina es diferente; necesita exteriorizar... La mayoría de las veces tan solo por decir las cosas en voz alta, que parece que, así dichas, pierden fuerza e importancia, también por buscar otro punto de vista, un consejo o incluso un tirón de orejas verbal, pues para nada somos perfectas. Además, las dos tenemos de bueno que no malmetemos jamás, más bien solemos posicionarnos al lado del interpelado, quitando hierro al asunto que perturbe... La vida en pareja es maravillosa, pero también hay días en los que te entran ganas de matar a "alguién" ¿A que sí? Y qué bueno contar con un hombro amigo que escuche y minimice, para hacerte sentir mejor. Y, por cierto, emparejados y bien avenidos, como debe ser, vienen estos cuadros decorando...




Foto



Foto



Foto



Foto



Foto

Contadnos, ¿Quién es el hombro amigo al que recurrís para desahogaros de ésta u otras cuestiones?



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...