lunes, 24 de septiembre de 2018

Despacio, pero sin pausa...

La semana pasada salió una de nosotras con su hijo a comprar unos botines de futbol. Al ser una compra tan concreta, nos fuimos directamente a la sección de deportes de unos grandes almacenes y, mientras llegábamos a ella, atravesamos por la papelería del centro. Inmumerables madres con sus hijos, en un tremendo guirigay de ruido y trasiego, se afanaban con la compra del material escolar, llenado cestas y carros con cuadernos, mochilas, lapices... -"Madre, ¿no te de alegría no tener que pasar por esto ya?" dijo Antoñete... Y la verdad es que, en medio de aquella batalla de madres, niños y dependientes, una sentía como una especie de relajo al pensar que, esa etapa, era "prueba superada". Como otras tantas de la crianza de los hijos. Echas la vista atrás, y sus diecinueve años han pasado en un suspiro... Sin embargo, han sido muchos los pasos recorridos. Despacio y sin pausa, como la tortuga de la fábula, y cargadas de constancia, determinación y mucho amor, hemos contribuido a formar unas "personitas" cada día más independientes, con sus propios gustos, sueños, y con una vida propia que, como dice el precioso poema de Khalil Gibran, no nos pertenece...  Aunque estemos dispuestas a acompañarlos, cada temporada, a por sus zapatillas de fútbol.






Foto



Foto


Foto

Y aquí lo dejamos, que no queremos ponernos moñas nada más empezar la semana... Estas "tortu-cajitas" las recordamos de toda la vida, ¿verdad? La nuestra, nos conquistó por su aire étnico, alegre y tierno a la vez... ¡Y por lo bien que decoran!



viernes, 21 de septiembre de 2018

Rincón boticario

Seguimos dando envidia de nuestros hallazgos callejeros... Ya ni siquiera nos inmutamos cuando vemos estas monadas entre escombros. De hecho, con naturalidad pasmosa, la tomamos del brazo cual familiar allegado, y lo llevamos a nuestro hogar para darle cariño.


El polvo y una zona despegada eran todo su delito.


Pero la cola hace milagros....


... y nuestros botes de pintura e imprimación hacen lo propio para presionar las piezas y adherirlas en un santiamén.


Pintura en spray en un tono blanco roto, aplicada en nuestro patio que es particular (cuando llueve se moja, como los demás...).


Las casualidades existen.... El hermano de una de nosotras nos trajo ese día esta maravillosa madera de un laboratorio en demolición.


Mirad qué bien queda nuestra estantería, ya pintada, sobre ella...


Pues aquí os contamos el porqué de esa casualidad. Desde que conseguimos este auxiliar, decidimos que iba a lucir nuestra colección de botes de laboratorio. ¡Y qué mejor fondo que la madera que nos trajo Julián!




El resultado ha quedado, bajo nuestro parecer, muy coqueto, con una mezcla de aire industrial, rústico y romántico. ¿No creéis?






Pues no, no vamos a la farmacia..., vamos a casa de Marcela Cavaglieri a mostrar nuestro rincón boticario y disfrutar del resto de propuestas. ¡Acompañadnos!


¡FELIZ FIN DE SEMANA!





miércoles, 19 de septiembre de 2018

Ilumínelo con flores

Tratábamos de hacer un juego de palabras para el título del post, parafraseando el clásico eslogan publicitario de "Dígaselo con flores", cuando nos hemos topado con un problema tipográfico; en vez de ilumínelo, se lee llumínelo. Y no sabéis la de veces que hemos comprobado que esté correctamente escrito, con i mayúscula y l minúscula... En fin, una contrariedad con la que no contábamos, y que nos ha llevado por derroteros bien diferentes... Porque pensábamos hablar de pantallas para lámpara de flores, pero con la tontería del "lluminar" se no ha ido el santo al cielo, y nos hemos olvidado del tema.  Eso, o que hoy estamos poco iluminadas, que todo puede ser...




Foto


Foto


Foto


Foto


Foto

En cualquier caso, las pantallas con flores siempre serán un elemento al que recurriremos para decorar, ¿Y vosotr@s?



lunes, 17 de septiembre de 2018

¡Solo chicas!

Es increíble cómo las cosas van cambiando en la vida de las mujeres de nuestra generación. Las amistades se fomentan de otra manera cuando llegamos a cierta edad. Si a los veinte o treinta lo primordial es pasar tiempo con nuestro novio y posterior marido, a los cincuenta parecemos volver a la infancia y adolescencia. Recobramos amigas del colegio y acrecentamos las salidas con las madres de compañeros del "cole" de nuestros hijos. Esas quedadas de "solo chicas" nos dan muchísimas satisfacciones: risas, confidencias e incluso la pérdida del sentido del ridículo. Es lo que genera el volver a sentirnos niñas, llenas de energía, con vigor extremo y con más ganas de vivir que nunca....
El padre de una de nosotras, que se llevaba muchos años con su mujer, la alentaba para que saliera con sus amigas. Sabía que él, por Ley de Vida, iba a dejar este mundo antes que ella, y que el apoyo que tendría de esas señoras iba a ser fundamental. Ese sabio consejo debemos mantenerlo. Las amigas lo dan todo, y nosotras dos lo sabemos bien.... ¡Por eso, hay que cuidarlas!







Suponemos que vosotras tenéis esa misma percepción de la amistad, pero... ¿y los chicos? ¡Contadnos!



viernes, 14 de septiembre de 2018

Mimbre renacido...

Esta mesa de mimbre con patas de madera llevaba muchos años a la intemperie, sin que se le hiciese mucho caso. Hasta este verano... De repente, nos surgió la imperiosa necesidad de rescatarla del olvido, y de las inclemencias del tiempo, que tanta mella estaban haciendo en ella.


Lijamos únicamente las patas, y limpiamos a conciencia el resto, por dentro y por fuera, con agua y amoniaco. Después, recurrimos a la pintura a la tiza.


Solo dos manos bastaron para dejarlas tal y como queríamos...:


...: ¡blanca y reluciente!


Su aspecto renovado, ha hecho que recobráramos la ilusión por ambientarla.


Y así, aprovechamos para enseñaros en qué ocupamos la mayor parte de nuestras jornadas playeras: en recuperar cristales erosionados por el mar (actividad que una de nosotras practica desde que su padre se los descubriera, siendo niña, en la playa)...,


..., y pequeñas conchas de nácar, un material natural que nos enamora y seduce desde siempre.


Hermosos tesoros que constituyen un gran triunfo en cada hallazgo, que nos hacen tener la espalda, de lo más bronceada....


Y que le vienen de perilla a nuestra mesa redecorada y salvada de un inevitable deterioro final.


Por supuesto, lleva varias manos de barniz en spray (¡qué invento!). Y ya le hemos prometido que no volverá a pasar ningún invierno a la intemperie...


Con este refrescante y sencillo trabajo, volvemos a casa de Marcela para participar, una edición más, en su Finde Frugal.


¡FELIZ FIN DE SEMANA!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...