martes, 8 de octubre de 2013

Damajuanas

Hoy queremos hablaros de un recipiente, una simple garrafa de vidrio de sencillo diseño que ha entrado en nuestros hogares para dar color y transparencia. Y es que la damajuana ya no sólo sirve para contener líquidos. Ahora se han convertido en elementos decorativos que encajan en cualquier ambiente, a pesar de su origen rústico.



Su nombre se cree viene del francés dame-jeanne. Parece ser que Juana I de Nápoles se refugió de una tormenta en un taller de vidrio. La reina pudo interesarse por el oficio e intento hacer una botella. Al soplar demasiado le salió un recipiente más grande de lo normal hasta entonces, y con ello dio nombre a lo que hoy conocemos.


Foto

Otros sitúan su origen en Méjico... Pero lo que nos importa es cómo se han integrado en nuestros hogares. Y si no, mirad qué bien quedan como lámparas...


Foto


Podemos exhibirlas en nuestras casas con su cobertura de mimbre (o plástico, si son más recientes), esa que protege el envase y facilita su traslado con asas (la capacidad de una damajuana puede llegar hasta los 40 litros, y eso pesa una cosa mala...). Eso si, darán un aire más campesino al rincón donde las situemos.


Foto

Nos encantan en una entrada y usada como hucha... (si, si... fijaos, en su interior hay dinerillo contante y sonante).


Foto

Vestidas o no, está claro que decoran... por sí solas o con plantas en su interior...


Foto

¿Pondríais vosotr@s una en casa?


12 comentarios:

  1. Que no pondríamos en nuestras casas, que fuera capaz de trasladarnos a esos tiempos, en los que una reina tenía que refugiarse de la lluvia en medio del campo!
    Los tiempos avanzan, pero me cabe la duda de porqué camino.
    Ese caminar, que nunca debe parar, nos hace estar en continuo movimiento, y eso es nuestra vida y por eso colocamos las damajuanas.
    Por cierto, sabéis sí servían para almacenar vino?
    Lo digo por el cuello tan alto.
    AMSC

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si servían para almacenar vino también. A propósito, ¿tú no te paras nunca? ¿Podemos hacer el camino juntos?

      Besos

      J&y

      Eliminar
  2. Qué curiosa la historia de Juana I de Nápoles!!! ....Pues si que soplaba fuerte la personajilla!!!
    La verdad es que a mí siempre me ha llamado mucho la atención este curioso recipiente, aunque vinculado a ambientes camperos o cortijeros....pero me gusta mucho la idea de trasladarlas a los ambientes urbanos de nuestras viviendas (yo de hecho suelo tener una llena de vino de naranja)..
    Os contaré una curiosidad de las damajuanas que quizá no sabeis: se trata de un recipiente que, debido a su forma tan peculiar, si, una vez llena y sin taponar, se pone boca abajo (hay que tener un poco de habilidad y fuerza para hacerlo) no se vacía.... Al menos eso dicen....Que conste que yo nunca lo he comprobado....jejeje.
    Besos.
    GRA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡La personajilla debía estar potente!! Esta bien tener una en casa llena de vino o adornando como las del post. En cuanto a lo de tumbarla, agradecemos tu información pero no vamos a probarlo tampoco, jeje.

      Besos

      J&Y

      Eliminar
  3. Yo llevo tiempo con ganas de pillar una...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Y nosotras!! No es nada fácil, no...
      Besos

      J&Y

      Eliminar
  4. Leí esta mañana el post y ahora me meto a comentarlo!

    Las garrafas son preciosas!!!!

    Nosotros tenemos el placer de disfrutar de 2 o 3 de ellas de vidrio de diferentes colores (verdes o transparentes) que Álex le trajo a mi madre del pueblo.

    Su función decorativa, como bien decís, es variadísima!!

    Por cierto! Me ha encantado la historia!! No tenía ni idea ni del nombre de éstas ni el porqué de éste.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Qué suerte, Cristi!! Son preciosas y muy decorativas. ¡Ya tendrás donde colocarlas! Y el nombre, curioso, ¿verdad?

      Besos

      J&Y

      Eliminar
  5. damajuanas...¿qué si las pondría? pues no sé...en las fotos muy bonitas ,pero en casa no sé donde encajarían...si le pudieramos colocar alguna moñita...
    Por cierto vaya retrato el que habéis mostrado:¿no os dan ganas de pellizcarle los mofletes? ...

    besos doceenpunto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Tú y tus moñitas!!! jajaja. Pues seguro que le das un aire propio y encantador. Y sí, el chiquillo es para comérselo.

      Besos al día siguiente...

      J&Y

      Eliminar
  6. Me encantan,tengo un par de ellas adornando mi entrada.Precioso blog,gracias por vuestro conentario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Begoña, ¡encantas de tenerte por aquí! Y enhorabuena por tu blog.

      Besos

      J&Y

      Eliminar

¡Nos encanta leer vuestras opiniones y comentarios! Son la sal de nuestro blog. ¡Muchas gracias por el tiempo que nos dedicáis!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...