miércoles, 21 de mayo de 2014

De puntillas...

Si, así vamos por la casa cuando no queremos despertar a nuestra prole..., ya sea por un regreso nocturno tras una quedada de madres (pocas, la verdad...) o por levantarnos temprano (un díario..) a preparar desayunos, permitiendo con nuestro silencio que ellos disfruten unos minutos más de ese magnífico sueño...

Pues bien, ya está bien de dormir, que esto va de decoración, y si andar de puntillas evita el ruido que nos despierta, las puntillas o encajes nos hacen abrir los ojos como platos para disfrutar de imágenes como las que hemos encontrado por la red.

Y es que ya sabéis de nuestra afición por este elemento tan romántico, y que incluso de plástico, engalanan  y transforman de Cenicienta a princesa el objeto más simple.











Perico, por su parte, duerme de puntillas y con puntillas, y se despierta por las alturas decorando como el mejor de los encajes. ¿No creéis?


¡Hasta el próximo día!



63 comentarios:

  1. Que peligro tiene Perico ahí arriba,en vuestra preciosa repisa! Es cierto que una puntilla enaltece cualquier objeto y lo eleva a la máxima expresión de elegancia y belleza! Esa puntilla negra nos ha acabado de despertar si estábamos medio dormidas! Es fantástica! También andamos de puntillas en ciertas ocasiones,jeje!
    Como siempre unas imágenes inspiradoras al máximo!
    Besos de las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenos días, chicas! Este Perico ¡siempre escalando... ! Y entre nuestras puntillas está monísimo, jeje. A nosotras también nos sorprendió gratamente esa puntilla negra. ¡Es tan original! Lástima que no la encontremos de ese color, pero ya sabéis..., ¡la pintura en spray hace milagros! Sabemos de vuestro gusto por estos encajes, así que... ¡todas de puntillas!

      Muchas gracias y besos a pares

      J&Y

      Eliminar
  2. No vaya a se que ese lindó gatito ensucie esa puntilla hje je ,,,esa idea de la puntilla hace tiempo que ronda mi cabeza para una repisa ,, las imágenes son encantadoras
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. No, Angélica, nuestro Perico es "mú" limpio él. Esa repisa tuya quedará monísima con puntilla, seguro. Cuando la decores, nos encantaría nos la mostraras.

      Muchas gracias por tu comentario y besos mil

      J&Y

      Eliminar
  3. Lo de andar de puntillas es una verdad como un templo...mejor dormidos que despiertos !!!! que gusto disfrutar del primer cafecito con unas paginas de nuestro libro favorito en un silencio sepulcral.....me encanta ese momentazo!!!

    Perico es un gracioso ahí subido, los gatos si que van de puntillas y hoy hace honor a esta entrada con imagenes tan bonitas y sugerentes,,,

    Un saludito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Joly! ¡Qué razón tienes! Estamos contigo que esos minutos mañaneros a solas disfrutando de nuestro desayuno, ¡es un placer de dioses! (de diosas, en este caso, jejeje). Perico es el que mejor vive en casa, y sí, de puntillas y entre puntillas.

      Muchas gracias y un beso enorme de las dos

      J&Y

      Eliminar
  4. No lo había visto!
    Está mimetizado en el entorno.
    Integrado en las puntillas, con puntillas y de puntillas, como bien decís.
    Y de puntillas se tiene que pasar por la vida, porque serán otros los que se encarguen de potenciar nuestra relevancia.
    Sin hacer ruido, pero dejando huella, marcando estilo en todo lo que hacemos.
    Porque con estilo es como se aprecia lo que hacemos y porqué lo hacemos.
    Primero para nosotros y luego para los demás, ya que no vivimos en una isla desierta, y aunque así fuera, nos debemos al mundo y nuestra forma de hacerlo es lo que nos condiciona y da carácter, y en este caso entrar, pasar y estar de puntillas nos hará, seguro, no salir igual.
    Ah! Estoy muy de acuerdo con vosotras...y aunque sean de plástico, aunque las mejores, las de papel que decoran las bandejas de pasteles.
    AMSC

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué frase más buena, Antonio! Esa de que debemos pasar de puntillas por la vida sin hacer ruido, pero dejando huella.... Y qué cierta es. Así intentamos vivir nosotras, sin llamar demasiado la atención, aunque a veces nos sale la vena exhibicionista y nos plantamos de flamenca por internet... Ah, eso sí... con mucho estilo. ¿O no?.

      En cuanto a las puntillas propiamente dichas, las de papel, pa los pasteles, Antonio. ¡Qué te gustan, goloso!

      Muchos besos

      J&Y

      Eliminar
  5. Qué bonitas propuestas con puntillas, me ha encantado la negra y ver a Perico ahí tan feliz en las alturas, jeje!!
    Bsts para las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Mónica! La negra es espectacular, como nuestro Perico, jeje.

      Muchos besos de las dos

      J&Y

      Eliminar
  6. Me han llamado mucho la atención la puntilla negra y la del pie de tarta, esta es una idea de la que tomo nota. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué éxito tiene la puntilla negra, Glory! Y ese pie de tarta... ¡seguro que lo copiamos todas!

      Gracias por tu comentario y besos mil

      J&Y

      Eliminar
  7. Me encantan, yo las tengo en mi alacena.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya estás tardando en enseñárnosla, M. Angeles, jajaja. Seguro que la tienes ideal.

      Muchos besos de las dos

      J&Y

      Eliminar
  8. A mi las puntillas me chiflan, ya si son antiguas son tremendas, que trabajos!!!
    Me encanta que vuelvan este tipo de cosas que han estado tan olvidadas!!
    Muchos besos!
    Nika

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Nika... Las antiguas es lo que tienen, belleza y trabajo artesanal inigualable. Pero a falta de pan... ¡buenas son las de plástico! jejeje. Y qué razón tienes, nos encantan que vuelvan a estar presentes en nuestras vidas.

      Muchos besos de las dos

      J&Y

      Eliminar
  9. Preciosas; la puntilla negra me ha encantado...por diferente, queda fantástica. Qué guapetón Perico! Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Beatriz! Esa puntilla negra.... ¡qué de novias le han salido! jajaja. ¡Y a Perico también!

      Muchas gracias y un beso de las dos

      J&Y

      Eliminar
  10. que maravilla de rincones ,hoy este post es de mi gusto total ya me conoceis romanticona hasta la medula a la hora de decorar , y vuestro rincon lo encuentro encantador( perico incluido ), besitos guapas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánto nos alegra haber acertado plenamente hoy con tus gustos, Mari Carmen! Nosotras también somos unas romanticonas empedernidas, ¡y muchas gracias de parte de Perico!

      Besos mil y sigue disfrutando de tu feria.

      J&Y

      Eliminar
  11. Una seleccion maravillosa de puntillas para todos los gustos. Como bien decís engalanan y enaltecen hasta una simple balda de madera. A mi personalmente me encantan en vitrinas y alacenas. La puntilla negra me ha enamorado y ese Perico en la estantería ¡¡es un amor total!!.
    Besitos a pares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Isabel! Es cierto como un elemento tan sencillo, engalana (qué bonita palabra) hasta la más humilde repisa. ¡Y por eso tenemos a las puntillas en un altar! La negra desde luego está levantando pasiones... y nuestro Perico.

      Besos mil

      J&Y

      Eliminar
  12. Por una vez, tengo que reconocer, que no soy mucho de puntillas a la vista en los muebles, a decir verdad, huyo de ellas, sin embargo, si las utilizo en detalles pequeñitos para decorar como ataditos, algún cojín, etc...por ejemplo la blonda de la tartera me ha encantado
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro, María! Cada uno es muy libre de usarlas o no, que para eso está la variedad...Y nos encanta conocer tu opinión y saber en que las empleas tu. Muchas gracias por tu comentario

      Y besos mil de las dos

      J&Y

      Eliminar
  13. Debéis haber pillado a Perico aún medio dormido, o eso, o es muy tranquilo... si llego a poner ahí arriba uno de los míos, ya estaba la puntilla hecha tiras, jaja!! Precioso vuestro rinconcito con esa colección de cajas que me encanta!! Y preciosas las fotografías que habéis elegido, es encantadora la forma en que embellece la puntilla, la negra me ha encantado, y decorando una alacena queda divina, así la tengo yo!
    Besitos y feliz día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Cristina! El caso es que Perico estaba ahí, tan agustito, antes de que nos pusiéramos a hacer la foto... Es muy coqueto el muchacho y no quiso perderse la instantánea, jajajaja. Ese rincón de una de nuestras cocinas es pequeñito pero matón. Permite almacenar y decorar con encanto a la vez, y ¡para eso las puntillas son fundamentales!

      Muchas gracias y muchos besos de las dos

      J&Y

      Eliminar
  14. Preciosas, delicadas y romanticas las encuentro aunque tengo que decir que no tengo en casa ninguna estanteria o balda con ellas pero quedan estupendas y decoran muchisimo .
    Besitos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pensamos nosotras de ellas, Rosa. Por eso nos encanta tenerlas siempre a mano, para decorar o para nuestras manualidades. ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Besos de las dos

      J&Y

      Eliminar
  15. Me encanta poner un toque de romanticismo con puntillas.....sean como sean
    Que gracioso perico!!
    Un beso a las 2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eres de las nuestras, Lucia! Sean como sean, ¡arriba las puntillas!

      Besos de las dos... y de Perico

      J&Y

      Eliminar
  16. Me uno a las fans de la puntilla negra, jaja. Me ha encantado, y a Perico casi ni lo veo, se ha camuflado ahí entre todos los frascos, jaja, precioso!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya el éxito de esa puntilla, Sonia! Y es que queda elegante y sofisticada. Perico se quedó muy quieto para salir en la foto, ¡y ha salido muy favorecido!

      Besos mil de las dos

      J&Y

      Eliminar
  17. Son preciosas...no las ha había visto negras, pero hacen un contraste muy interesante y original. Perico tiene cara de asombro...¿cómo habré terminado yo aquí? parece preguntarse jjj. Sí que está mimetizado con el entorno.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Perico parece haberse acostumbrado a vernos aparecer con la cámara por toda la casa y en cualquier momento, Inmacula! Más bien estaría pensando "ya están aquí estas dos otra vez", jajajaja. Y con respecto a esas puntillas negras, nos están entrando un montón de ganas de probar con ellas por casa, a ver que efecto conseguimos.

      Muchos besos de las dos

      J&Y

      Eliminar
  18. Sois únicas buscando por internet, en este caso puntillas.Creo que os voy a copiar la de la tarta, porque al doble de Perico ya lo tengo igual subido en las alturas y quieto cual esfinge!! jajaaja
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de la tarta es muy original, ¿verdad, María E.? Pues nos la vamos a copiar varias, ¡que para eso están las ideas! Y nos encantaría conocer al doble de Perico.

      Besos mil de las dos

      J&Y

      Eliminar
    2. Creo que ya lo conocéis, es Cookie; bueno, pronto lo veréis de nuevo!

      Eliminar
  19. Madre mía, cuánto romanticismo se respira hoy por aquí! Me uno al club de las adoradoras de las puntillas, si son de algodón y antiguas mejor que mejor, aunque a falta de ellas valen de nylon, de papel o de plástico... todo sea por lograr ese efecto delicado y femenino que sólo los encajes pueden lograr (y si no las consigo, pues me las tejo al crochet y listo... no es cuestión de quedarse con las ganas!) Me pareció muy interesante el efecto de la puntilla negra, en mi "vida anterior" solía usarla sobre sedas de colores dramáticos como los que se usaban en los ochenta -fucsia, turquesa, azul eléctrico- tanto en caprichosos camisolines de dormir, como para forrar mis agendas y diarios personales (al mejor estilo COSMOPOLITAN, no sé si saben de qué les hablo).
    Hoy en día definitivamente me decanto por el blanco, o a lo sumo un color crema como el que se obtiene tiñéndolas con té... aunque si me encuentro alguna en un suave tonalidad lavanda o púrpura seguro alucino (la sugerencia de pintarlas con spray me dejó la cabeza dando vueltas!) En cualquier caso, vuestra selección ha resultado muy acertada, y me gustó especialmente que incluyeran una foto de la casa de Cindy ("My romantic home"), ya que esta dama ha sido por años una inspiración constante para mi casa soñada...
    No obstante, creo que las palmas de hoy se las lleva Perico, por hacer gala de su elegancia felina y exhibirse en las alturas con semejante porte, como si le resultara de lo más natural vivir entre puntillas... Un auténtico príncipe ese Perico, mis amigas!
    Besos para las dos,
    K.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Kassandra.... ¡Siempre es un placer recibirte en nuestra casa! Expresas como nadie sensaciones que muchas de nosotras experimentamos y no sabemos transmitir. Es cierto que todos evolucionamos en gustos, y que si en los ochenta nos decantábamos por colores más subyugantes, puntillas incluídas (claro que sabemos a qué te refieres con eso del mejor estilo Cosmopolitan...), hoy somos bastante más etéreas. En nuestras casas no faltan los colores blanco y crema; hemos dado paso a un gusto mucho más romántico, fruto quizás de una actitud más relajada, de una vida más asentada. My romantic home siempre es una inspiración, y no nos hemos podido resistir a incluir una de sus imágenes.En cuanto a Perico....,, si supiera la cantidad de halagos que está recibiendo por vuestra parte, se pavonearía aún más por las alturas, jejeje.

      Muchísimas gracias por tan bonito comentario. ¡Nos encanta!

      Besos mil de las dos

      J&Y

      Eliminar
  20. PD: Adoré vuestro juego de palabras, yo también soy de las que se levantan de puntillas cada mañana para poder disfrutar un ratito a solas con un té y la dosis cotidiana de inspiración, antes que despierte el pequeño tornado jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Si es que es nuestro momento!!! jajajaja

      Eliminar
  21. Que maravilla de imagenes¡¡¡ que preciosidad de puntillas¡¡¡es mi debilidad¡¡¡ me gustan de todas maneras... la blanca y beige por fina y elegante¡¡¡ yyy esa negra es .... sofisticada y glamurosa¡¡¡¡ me encanta¡¡¡ y parece que no soy la unica.... jeje besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Deba! Sabemos de tu gusto por las puntillas, y esa negra no deja indiferente a nadie, jajaja.

      Muchos besos de las dos

      J&Y

      Eliminar
  22. Hola Chicas me enamoreeeeee de la segunda imagen, que wow!!
    Y que Perico tan acróbata se acomoda en un cantito sin mover nada jeje!
    por aquí también me gusta que todos se duerman tranquilos, pero... pero.. Rolando
    ayy le encanta levantar a todo mundo, alguna de las dos hijas le dice, "pero papi te dije
    que hoy tenía feriado" jajaja así es,
    Besitos a las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Pilar! Esa segunda imagen es para enamorar, ¿verdad? Y Perico..., esa esquinita le encanta, pero no creas que siempre está tan quieto, que más de una vez ha tirado de todo..., marcos de fotos sobre todo, jeje. Tu Rolando nos recuerda a nuestros progenitores masculinos... Cuando vivíamos en el hogar paterno, ¡¡nos hacía lo mismo!! Y es que para ellos el refrán (a quien madruga, Dios le ayuda) era su máxima, jajaja.

      Muchas gracias por tu comentario y besos mil de las dos

      J&Y

      Eliminar
  23. Como siempre vuestra recopilación de imágenes es maravillosa y en concreto la delicadeza de esa puntilla negra estremece. ¿Sabéis las puntillas que me dejan con la boca abierta?. Las realizadas con bolillos. son tan delicadas que da miedo hasta tocarlas. Una amiga de mi madre le ha regalado un abanico hecho con encaje de bolillos y cada vez que lo utiliza (su amiga le obliga a usarlo) pienso que es un sacrilegio hacerlo. Pero la artista manda¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Raquel! ¡Qué alegría haber acertado en tus gustos con esta entrada! No nos imaginamos ese abanico hecho de encaje de bolillos... ¡¡Tiene que ser espectacular!! Pero, ¿sabes?, nosotras también pensamos que las cosas hay que usarlas, mostrar su belleza es el mejor regalo que tu madre puede hacerle, en respuesta, a su habilidosa amiga. ¡Nos encantaría que algún día nos lo mostraras!

      Muchos besos de las dos

      J&Y

      Eliminar
  24. Vaya ese Períco ....que bien queda formando parte de la decoración ! Sobre las puntillas que mostráis son maravillosas, yo cada vez las aprecio más, hay de tantos estilos, formas y tamaños que resulta complicado escoger.

    Hay algo que me resulta muy novedoso, como ocurre con frecuencia sobre otras cosas que mostráis, es el utilizarlas en lugares poco tradicionales, como decorar una lámpara completamente o añadirlas en cuadernos, tarjetas como se hace en el scrap.

    Para mí las que se hacen de bolillos o de crochet de hilo fino me parecen magníficas, aunque tengo que reconocer que las más modernas ofrecen muchas posibilidades por su variedad de tamaños, colores y precios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Está totalmente integrado, M.J.! Qué verdad esa que dices... las variedades son múltiples, y sus aplicaciones no tienen fin. Con algo de imaginación, se pueden conseguir efectos deslumbrante y transformar el objeto más inusual. También preferimos las de bolillos o crochet...., son preciosas, pero últimamente nos inclinamos más por las de plástico por ser bastante prácticas y económicas.

      Muchos besos

      J&Y

      Eliminar
  25. sii sii de puntillas vengo …pero no de una quedada de madres (ohh!!!…) sino de trabajar.Que ganas de terminar con la campaña.
    Oye …que toque lo de las puntillas negras ,soy muy clásica para esto …pero me ha gustado.Tiene mucho atractivo.Me vuelven locas las puntillas si si!!! ah y recuerdos a Perico …jo!! que bien se mantiene,por el no pasan los años...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ¿sabes, Marisa? Nos encanta cuando vienes, no de puntillas, no, sino arrasando con tu arte y tu gracia. Esperamos con anhelo tus divertidos comentarios, que lo sepas. Y no desesperes, ya mismo acaba esta temporadita tuya de trabajo descomunal. Entonces sí, haremos (por narices) esa escapada de madres que tanto necesitamos. En cuanto a las puntillas, a tí no te vemos con las negras, jejeje.

      Muchos besos de las dos (y de Perico)

      J&Y

      Eliminar
  26. Pero donde se mete Perico???
    Yo las puntullas no las he usado nunca asi...una vez hice un cuadro cumpleañero y le puse puntilla... La verdad es que vuestras propuestas son elegantisimas...
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Fíjate, Sofie! ¡Este felino no para! Siempre por las alturas, jajajaja. Lo de las puntillas tiene su aquel... Nos alegra que te hayan gustado las imágenes que hemos seleccionado.

      Muchos besos de las dos

      J&Y

      Eliminar
  27. Adoro la segunda foto, que lugar mas femenino y acogedor!, precioso el toque que le da el encaje.
    A mi el levantarme de puntillas no sirve, es un piso chico y se escucha todo jajaja así que el intento quedo solo en eso, me alegra que lo logren y disfruten ese ratico!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí que lo es, Ma. Fernanda! Elegante y femenino a más no poder. Y no creas que nuestros pisos son muy grandes, no.... ¡es que tenemos ya habilidad para ir de puntillas sin hacer ruido! Nos merecemos unos minutos de relax, y esa es la mejor manera de conseguirlos, jeje.

      Muchos besos

      J&Y

      Eliminar
  28. Me encantan las puntillas,me recuerdan tanto a las repisas de mi abuela, les tengo especial cariño.
    Besos mis mujeres activas!
    Leti
    Sin pereza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre retrotraen a tiempos pasados, Leti... Era muy normal su uso en casas de nuestros mayores, sobre todo en alacenas. ¡Y sí que somos activas y no veas cómo nos acordamos de tí en nuestros paseos vespertinos! Nos vamos agarrando a cualquier barandilla para hacer tus sentadillas, jejeje.

      Besos mil de las dos

      J&Y

      Eliminar
  29. Me gustan las puntillas, le dan un toque delicado a lo que sea.
    Y que linda la repisa donde esta Perico, las cajas lindisimas.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Andrea! Todo ese rincón resulta muy coqueto, y más con Perico, jeje.

      Besos mil de las dos

      J&Y

      Eliminar
  30. Que ideas más bonitas para darles un aire romántico a cualquier objeto o mueble. A mi cada día me gustan más y pensar que antes no le hacía caso a estas cosas y en los últimos años me han ido gustando cada vez más. Debe ser todo un arte el que sepa hacer este tipo de trabajos.
    ¡Pero bueno que hace Perico subido ahí en alturas, ay madre que trasto es! jajajaja.
    Que rincón más bonito y encantador habéis conseguido con las puntillas y esas baldas llenas de latas y plantitas y claro está el señor Perico parece que le gusta ese sitio y está mirando lo que hay.
    ¡Muchos besitos para las dos guapetonas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Beatriz. Estas puntillas transforman aquello donde se colocan y le dan un aire romántico que a nosotras nos encanta... Y es una manera fácil de redecorar. A Perico parece que también le gustan, jeje.

      Muchas gracias por tus siempre lindos comentarios.

      Besos mil de las dos

      J&Y

      Eliminar
  31. ME ENCANTA ESE MUEBLE BLANCO!!!!
    DIVINISIMO.
    Y EL GATO UNA PRECIOSIDAD.
    SALUDITOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias, Alicia!! Nos alegra que te gusten

      Besos de las dos

      J&Y

      Eliminar

¡Nos encanta leer vuestras opiniones y comentarios! Son la sal de nuestro blog. ¡Muchas gracias por el tiempo que nos dedicáis!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...