miércoles, 5 de octubre de 2016

¡Interrúmpeme!

Eso es lo que cualquiera de las dos, y seguro que más de un@ de los que nos leéis, se dice a sí misma mentalmente cuando se va dando cuenta, en una conversación, que está metiendo la pata hasta el corvejón.... ¿Quién porras me habrá dejado abrir la boquita para decir tal sandez? Y mira que somos ambas de poco hablar..., una más prudente que la otra, eso sí. Pues nada... Cuando más tenemos que seguir en esa línea de pico cerrado, se nos ocurre la genial idea de dar el "golpe de gracia" al interlocutor o interlocutores, poniendo a tu "cómplice" acompañante en guardia. Y éste te avisa de dos maneras: te de un pisotón si está situado a tu lado o, por contra y si se encuentra frente a tí, en la misma horizontal que los alucinados oyentes, te abre los ojos como platos y te hace reaccionar. Pero el mal ya está hecho, hemos perdido todo el glamour... La interrupción ha llegado tarde. Quién tuviera una clavija en el cerebro que detectara automáticamente la verborrea descontrolada, y la apagara o encendiera, según las circunstancias.

Por cierto, ¿habéis visto qué especiales y decorativos son los mecanismos que hoy os mostramos? 








Foto




Foto


Foto


Foto


Foto



Foto

Desde aquí reivindicamos la importancia de estos interruptores, modernos o vintage, que se rescatan e incorporan para embellecer aún más el "on-off". Madera, metal o porcelana, personalizar las carcasas con papel pintado o tu foto favorita... Todo para hacer de este gesto, un momento de elegancia y estilo que no pase nunca más desapercibido. ¿A que sí?


43 comentarios:

  1. Suele darse poca importancia a los interruptores. Unos con clase y otros tan originales hacen los que lleguen a formar pase de una bonita decoración y no pasen inadvertidos. Igual nos pasa a las personas, un interruptor bien colocado hace que alguien valga más por su discreción, respeto y tacto. Es algo que para muchos pasa inadvertido pero para mí tiene gran importancia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué identificada me siento hoy con la reflexión que da entrada al post, jajaja!
    No me importaría tener uno en el cerebro y algún que otro como estos tan bonitos que mostrais. ;)
    Besos para dos.

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja....Cómo me hacéis reir con vuestros relatos chicas!!!

    Estos interruptores son preciosísimos, mira que muchas veces he pensado cambiar los míos pero no encuentro estas bellezas.....En fin, seguimos a la busca y captura....
    El vuestro, el más lindo!!!
    Besotesss,

    Menchu

    ResponderEliminar
  4. Son unos olvidados normalmente en el mundo de la decoración, me encantan todas vuestras propuestas chicas y yo también necesito, de vez en cuando, que me interrumpan ;)
    Bsts para las dos y feliz día

    ResponderEliminar
  5. de imprudencias no me hableis soy una experta y es que hablo por los codos y todo lo que me viene a la cabeza, con la edad me he vuelto mas prudente y aun asi sigo, y los interruptpres preciosos, como cambian los gustos lo que antes era viejo hoy esta a la mada, todos ideales, con la de cosas de las que nos hemos desecho, bessssssssssss

    ResponderEliminar
  6. Creo que en nuestra vida todos hemos necesitado un interruptor alguna vez. Quien no ha metido la pata..... Pues bien, yo me pido el vuestro por la elegancia que tiene, de todos los que mostráis es el mas coqueto.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Me ha hecho gracia lo de abrir ojos como platos para animar a callar... jajaja. Me reconozco, lo he hecho y me lo han hecho. Pisotones y yo aún diría más: algún codazo discreto... que a lo mejor no resulta tan discreto.
    Vuestro interruptor creo que se llama de lazo, si no es así, será que se lo llamo yo. Me gusta mucho. También el 4 el 5 y el 6. La verdad es que todos tienen su aquél.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  8. Esos momentos que dices : tierra tragame...qué digo! Menos mal que sólo he tenido alguna metedura de pata...como yo también soy calladita...no me suele pasar....jeje. Yo no os imaginaba de poco hablar...
    Yo tengo mis interruptores para ser colocados...son como los vuestros de la primera foto pero en blanco.
    Los otros vuestros son muy apañados! Le habeis portado elegancia con ese copete.
    Geniales y bonitos.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Pues unas ideas bien bonitas, es verdad que en los interruptores no solemos reparar y también quedan diferentes si se decoran con gracia, como habéis hecho vosotras. Un beso grande

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que es cierto que en la mayor parte de los casos nos olvidamos de ellos, así que me lo apunto en mi lista de pendientes ;-). Las imágenes a cual mas bonitas chicas.........que buen gusto tenéis ;-)

    Besos y feliz semana

    ResponderEliminar
  11. Los interruptores graciosísimos y la intro no tiene desperdicio. Me ha venido a la mente la mirada que me echaba mi madre en alguna ocasión a propósito de hablar demasiado jajaja. Un beso, chicas!

    ResponderEliminar
  12. Una introducción llena de reflexiones bien acertadas, pues lo de abrir los ojos como platos a más de una nos habrá ocurrido seguro, mejor sería disimular, pero imposible cuando ya se ha metido la pata, je, je...de todos esos originales llamadores me gusta mucho el blanquito que luce detrás de esa mesita azul
    bss, que paseis un buen día, yo lo intentaré exprimir bien, que estamos de fiestas, y aquí no se trabaja, hasta otra....

    ResponderEliminar
  13. Pues chicas, careciendo de interruptor de desconexión cerebro-verbal para mis propias meteduras -os confieso que a estas alturas lo veo ya del todo inviable, jiiii-, si tuviera que escoger un interruptor externo para mi cerebro -o para la mismísima red eléctrica de nuestro hogar- me quedaría con el primero, y es que mi abuela los tenía así, aunque sin el glamour de la decoración azul. O con el que está tras la mesita azul, o... ¡Con el del zorrito, que es un amor de lo más picarón...!

    Abrazotes gordotes
    Bien mirado, los interruptores para la red eléctrica. Chicas, nuestras meteduras de pata también nos hacen ser diferentes, únicas. Imperfectamente perfectas (y hasta recordadas, jiii... :D)

    ResponderEliminar
  14. jajaja! En eso de meter la pata me parece que soy experta, la de veces que pienso y" porque he dicho eso..."... De todos los interruptores que nos mostráis el vuestro mi preferido, es precioso. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Qué bonita entrada de interruptores chicas , de pasar a ser un elemento desapercibido paso a ser altamente te decorativo

    ResponderEliminar
  16. Chicas como me he reído con vuestro post, si es que cuando empezamos a hablar... no nos para nadie, y por muchas señas lo que hacen es aumentar nuestra ansiedad. Seguro que no ha sido para tanto pues lo que habreis dicho ha sido desde el corazón y con mucho amor, y si no siempre se puede decir un "disculpa no tenía buen día", jejejejejeje!!!
    Sois geniales y una maravillosa fuente de inspiración, pero que maravilla, ahora me ha entrado el gusanillo de decorar mis interuptores y con todas las ideas que nos presentais, seguro que me decído pronto.
    Dos besazos guapetonas!!!

    ResponderEliminar
  17. Me enamoró el primer interruptor, sin desmerecer a los otros. Quizás sí es verdad que deberíamos prestar más atención a esos elementos olvidados.
    Muchos besos chicas.

    ResponderEliminar
  18. Qué recuerdos me ha traido el primer interruptor, de casa antigua,que bonitos todos...y sobre neteduras de pata,todo el mundo en algún monento hemos pensado que bobada acabo de decir o tierra trágame...lo malo es el bocazas que no se entera y no cambia ni por edad ni por nada..osea innato en algunas personas.

    ResponderEliminar
  19. Madre mía, yo soy igual. Normalmente soy muy prudente y de poco hablar, pero de vez en cuando hago unas meteduras de pata de campeonato.
    En cuanto a las fotografías, todas tienen su encanto pero la de metacrilato o cristal, no sé lo que será,me gusta mucho.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. grazie per questa bellissima carrellata di interruttori :)
    ti seguo come follower, ti aspetto nel mio blog :)
    ciao
    http://desiderichic.blogspot.it/

    ResponderEliminar
  21. Una clavija para interrumpirnos, o un hueco en la tierra que nos trague de inmediato. Cualquiera de las dos funcionaría en esos casos.

    ResponderEliminar
  22. Madre mía los hay de muy bellos, jeje, pero el primero me trajo recuerdos de infancia, no pensaba yo volver a ver semejantes interruptores, jajaja
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  23. Uy qué sorpresa, así qué sois de poca verborrea? Eso habrá que verlo!jejeje. Vaya con las meteduras de pata, jajaja quién este libre de ellas que tire la primera piedra!.
    Esos modelos de interruptores son todos muy atrayentes y bellísimos!. Me uno a vuestra reinvindicación, donde haya ejemplares tan glamourosos, y decorativos, que se quiten los típicos y proliferantes "simon"!.
    Un beso enorme a cada una!.




    ResponderEliminar
  24. Habia un cuarto de poco uso en casa de mis padres, con un interruptor de loza parecido al primero aunque menos artístico, y estaba roto en parte, aunque nunca la cambiaron. Si ibas de noche casi siempre el calambrazo, menos mal que era a 110.v

    ResponderEliminar
  25. Que bien mostrarnos esos interruptores tan artísticos, ahora son tan sosos, pero la idea de angelito pegado encima esta genial.

    ResponderEliminar
  26. Hoy os planteáis el tema de la interrupción.
    Y dentro de los interruptores que mejor que lo de pared.
    Son esos elementos tan fantásticos y tan necesarios en la vida nuestra de cada día.
    En cuanto a las conversaciones, qué más dá, que sigan siendo lo que son.
    Que nadie nos corte, que nadie nos calle, sale de dentro de nuestro corazón.
    Son sentimientos, son nuestra manera de expresarnos, son nuestras equivocaciones, y son de lo que aprenderemos.
    Alguien decía que se aprende más de un error que de un acierto como en el fondo estoy de acuerdo, que si se enciende que si se apaga, bueno.
    Pues eso nos llevamos, pero siempre tenemos en nuestras manos el darle al click y poder encender o apagar.
    Quizás si vuelvo a leer lo que he escrito, lo borrara, es esto un interruptor?
    AMSC

    ResponderEliminar
  27. Pero de donde saca la gente esos interruptores tan chulos????, en nuestra casa nueva vamos a ver si hacemos alguno chulo, os lo enseñaremos!!! ;)

    ResponderEliminar
  28. me encanta lo del pisotón o los ojos como platos!!! Ojalá pudiéramos tener un interruptor On-Off para desconectar a veces de todo lo que nos va cargando... Preciosas muestras de interruptores!
    Muchos besos!! Helena

    ResponderEliminar
  29. Que bonitos!!! Me habéis hecho reír , me he sentido plenamente identificada, la sensación de tierra tragame!!!. Sois geniales ,besos a las dos!!!

    ResponderEliminar
  30. Yo también necesitaría tener un interruptor que me cerrase la boca alguna que otra vez, más que nada cuando trabajo que suelo decir alguna cosa que aún que sea verdad es mejor estar calladita.
    Son unos interruptores muy bonitos y de los que ya se ven pocos.

    ResponderEliminar
  31. Chicas,también somos de las que meten la pata en alguna ocasión.
    Ohh tierra trágame exclamamos para nuestros adentros.
    No habíamos visto tanta variedad de llaves de luz,muchas ni las habíamos visto nunca.
    Uiiiiii que tarde aparecemos hoy....
    Buenas noches y besitos

    ResponderEliminar
  32. A falta de ese interruptor infalible e invisible que nos eviten alguna metedura de pata, nos daremos el capricho de darle protagonismo con algún modelo de estos que mostráis, me quedo con la plaquita transparente de metacrilato sobre papel decorado o el vuestro tan chulo de porcelana.

    BESOS PARA LAS DOS

    ResponderEliminar
  33. Me chifla vuestro interruptor!! es algo superior a mí, quiero uno y ya!! y ya puestos también el modelo especial anti meteduras de pata, que tengo muchas, ainss
    Besos a las dos!!

    ResponderEliminar
  34. No sabia que existian esos interruptores ,dan ganas de tenerlos en cualquier pared... No como los mios ufff.Y no me creo nada de la historia:eso sera de la vecina de enfrente jajajaja

    ResponderEliminar
  35. Pues así estoy yo, con el interruptor apagado !!!
    El de la primera imagen me encanta, tiene mucho encanto. Hay chicas !!! Quien no ha dicho alguna vez
    " tierra trágame " Besosssss

    ResponderEliminar
  36. Suscribo imperiosamente la necesidad de interruptores verborreicos, chicas, más aún yo añado cerebrales como elemento terapéutico emocional.
    Y es que a veces nos metemos en cada bucle mental...
    Siempre me han encantado los interruptores antiguos y en mi anterior vivienda tenía alguno recuperado.
    Preciosa selección y genial texto, ¡como siempre! <3 <3

    ResponderEliminar
  37. Qué preciosidades de interruptores. Los míos son de lo más corrientito, y más de una vez he pensando en darles algún toquecito de gracia.
    Me encanta el primero. De hecho, llevo muuuucho tiempo queriendo poner algo de ese estilo en mi cocina.
    El último me ha parecido una originalidad total, de la forma más sencilla. Esa moldurita sobre él hace milagros.
    Gracias chicas por un post tan interesante. Un beso grande para cada una.

    ResponderEliminar
  38. Ohhh, pero mira que son bonitos, todos tiene personalidad no como la mayoría de os que vienen en as asa hoy en día, el primero antiguo que me recuerda a la casa de mi abuela cuando yo era pequeña me encanta..
    Besos

    ResponderEliminar
  39. El primero lo encendi varias veces este verano en la casa que alquilé y es que tengo tendencia alquilar en el verano casas con personalidad.
    Besitos

    ResponderEliminar
  40. Cuánta variedad,el del zorrito es súper simpático! La gente qué clase tiene para decorarlos,son unos ejemplos fantásticos. Al mio,el cuadrao de toa la vida, lo he decorao con un vinilo de la Pantera rosa encima,con una de sus poses que parece que chasquea los dedos y se hace la luz ;) jajaja.
    Qué bien estaría tener la clavija en nuestra mente,¡cuántos momentos de off que se han perdío,y se perderán,a lo largo de nuestra vida!,jajaja ;)
    Muchos besos,guapas miaaaaaaaaaaaaaas!

    ResponderEliminar
  41. Quien no necesito en algun momento tener un interruptor vocal a mano???? jajaja Si fuera uno de lindo como algunos de la fotos, seria perfecto, ;)
    Muy ingenioso chicas!!

    ResponderEliminar
  42. Ay, el que mostráis es como los de mi amigo Nono... ¡Que me encantan!

    ResponderEliminar

¡Nos encanta leer vuestras opiniones y comentarios! Son la sal de nuestro blog. ¡Muchas gracias por el tiempo que nos dedicáis!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...