miércoles, 7 de octubre de 2015

Pagliacci

Segunda mitad del siglo XIX... En una aldea de Calabria se celebra la fiesta de la Asunción, y a la localidad llega un grupo de payasos para representar una obra. La compañia la dirige Canio, casado con la bella Nedda, aunque ésta no está realmente enamorada de él.... Su amor vive en esa aldea y se llama Silvio. Al reencontrarse con él, Nedda decide dejar a su esposo y fugarse. Pero Tonio, un payaso deforme que siempre ha estado enamorado de ella, descubre sus planes y, como venganza por el rechazo de Nedda,  se los cuenta a Canio justo antes de empezar la función. Los tres comienzan la actuación, pero Canio no aguanta más y estalla... La gente, entusiasmada, cree que todo es ficticio y comentan la buena representación de los payasos. Cuando Canio exige a Nedda que diga el nombre de su amante, ella se niega, provocando la ira de su marido, quien finalmente la mata en pleno escenario. En el momento de expirar, Nedda suspira el nombre de Silvio y éste se abre paso entre el público tratando de defenderla, muriendo también a manos de Canio. Es en ese momento cuando los espectadores, aterrados, comprenden que no ha sido una actuación... Canio concluye con la famosa frase,"la commedia é finita"....  
Con esta breve ópera, de Ruggero Leoncavallo, de belleza innegable, y que suele representarse junto a Cavallería Rusticana, sirve de introducción para mostrar el gusto de muchos por los payasos, y su aplicación en la decoración.










Pues tenemos que confesaros algo.... A nosotras nos dan miedo los payasos, ¿qué se le va a hacer? Salvo Gaby, Fofó, Miliki y Fofito, que llenaron de alegría, amor e ilusión las tardes de los sábados de nuestra infancia, seríamos incapaces de tener uno de estos en casa... Y a vosotros ¿qué sentimientos os provocan?

41 comentarios:

  1. Aunque seamos algo payasas,en ocasiones,tampoco son santo de nuestra devoción a la hora de decorar.
    Será por alguna reminiscencia de cierta peli de terror?
    Como lo pasamos con los,payasos de la tele,chicas,unas tardes apoteósicas,en familia y pasándolo en grande! Qué tiempos!
    Que disfrutéis del miércoles y muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Aiinnnnsss....qué temor hasta llegar al final, chicas, sin saber si os gustaban o no los payasos, jeje....A mi me dan pavorrr, vamos, que no me gustan nada y desde luego, si un día entro en mi cocina y me veo a ese señor tan triste y dramático mirándome como el de la foto, salgo por patas, jajajajaja....
    No hay nada que no se le ocurra a la gente para decorar, uffff......
    Por supuesto, con los de la tele sí que me reí bastante, crecimos con ellos, eso era otra cosa!!!
    Besotess grandes, feliz miércoles,

    Menchu

    ResponderEliminar
  3. Mira que llamarse Leóncaballo?
    Quién junta así dos apellidos?
    Desde luego en español suena raro, me imagino que en italiano también.
    Pero entiendo que debe darte personalidad para ser un grande creador.
    También con ese nombre, que menos que escribir de payasos.
    Bueno, eso era una ironía.
    Yo creo que se han desprestigiado los payasos.
    Y eso de los amores compartidos, es algo que está, por lo que veo, a la orden del día y los rencores y las vendetas.
    Que le gusta a un italiano un revuelo de este tipo.
    Y sí termina en tragedia, mejor.
    Como sí no tuviéramos bastante con la vida diaria.
    Y se nos acompaña además con música, que es quizás lo que salva anécdota.
    Y música de la buena, de la que te pone los sentimientos a flor de piel.
    De la que te sirve para darte cuenta que la muerte de tú amor es sólo la continuación de ese amor y la tragedia que se respira es fruto de la pasión.
    Y esto todo lo menea un payaso, el pobre, todas las culpas al mismo y no se dan cuenta que el verdadero responsable es el que, o la que, ya ha hecho el daño.
    Me da pena el payaso triste, el avergonzado, el que sueña con música de cine mudo.
    Ese, más que miedo, me da pena y entristece.
    También me enternece.
    Que palabra más bonita y cargada de profundidad.
    Bueno, ya está bien por hoy.
    AMSC

    ResponderEliminar
  4. Jaja, era lo que os iba a contar, qué no sé si me gustan o me dan miedo...como las muñecas de porcelana que mueven los ojos, me dan pavor, jeje!!
    También me quedo con los payasos de la tele!!
    Bsts para las dos y feliz día

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi ni fu ni fa los payasos jajaja
    Aunque he de reconocer que de nina tenia in cuadro de arlequin en la habitacion y me daba un poco de miedo jaja!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No creo que nunca llegue a introducir ningún payaso como elemento decorativo en mi casa, no me parecen nada atractivos jajaja.
    De pequeña me daban auténtico pavor!!! Recuerdo que una prima mía, mayor que yo, tenía un muñeco payaso en su habitación, y tenía que esconderlo cada vez que yo iba jajaaajaajaj. Era realmente tétrico, o al menos ese es el recuerdo que tengo de él.
    En fin, que todo es respetable, y si a alguien le gustan, pues me parece estupendo que les den un uso decorativo.
    Interesante entrada, como siempre. Nunca dejáis de descubrirnos cosas nuevas!
    Un besote muy fuerte para cada una. Que paséis un día estupendo las dos.

    ResponderEliminar
  7. Uuuuyyyy!!! Pues cómo vosotras, qué yuyu dan!!! :) Y qué entrañables recuerdos Gaby y todo el resto, pero sobre todo para mí Fofó, oooohhh!!! qué ternura y emoción recordarlo!!!
    Feliz miércoles!
    Un besazo a cada una!

    ResponderEliminar
  8. A mi tampoco me hacen mucha gracia jaja
    Y menos para decorar...
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Queridas dos. He de deciros que me dan un miedo tremendo. De hecho antes de acabar de leer que también a vosotras, ya estaba pensando que yo no podría tener a un "tío" de esos por casa.
    Hace mucho tiempo me regalaron uno muy parecido al primero y tuve que regalarlo. Me fue imposible hacerme a él. Siempre tenía metido en la cabeza que iba a cobrar vida en cualquier momento. ¡Que miediiiito!
    Los payasos de la tele, esos si que eran entrañables....¡Que tiempos!.
    Muchas gracias también por ponernos al día sobre la opera de Leoncavallo. Por mi parte conocía el título, pero ni idea del argumento tan romántico.
    Besos "apretaos" para las dos.
    María

    ResponderEliminar
  10. Pues por lo que veo no soy la única que a la que los payasos como que no... No conocía esa historia y mira tu que ahora pienso, y si es que es por ella, aun desconociendola, el que nos de yuyu? Tendremos nuestro sexto sentido mas desarrollado de lo que creemos? Yo creo que si jajaja...
    Besitos para las dos

    ResponderEliminar
  11. A mi los payasos me dan miedo, y cuando le regalaban uno a mi hija hacia lo posible por sacarlo de casa.
    Eso si Fofo y MIliki eran tan especiales. Miliki fue al colegio de mi hija, y cuando lo abrace con todas mis ganas. Me dijo que lo había abrazado como si fuera su familia. Y no lo olvidaré. Muchos besos

    ResponderEliminar
  12. A mi, igual que vosotras, no tenia coraje de poner en la decoración. No me gusta nada los payasos!! Mil besos

    ResponderEliminar
  13. A mí me pasa como a vosotras, me dan algo de miedo para que formen parte de la decoración, sobre todo si son como el primero. La única excepción vista de manera muy subjetiva eran unos que pintó mi padre, eran los de toda la vida, sin rasgo alguno de película de terror.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. No sé qué tendrán los payasos que casi a todo el mundo nos dan miedo, cuando en principio son personajes que "se supone" hacen reir a los niños. La verdad que siempre me lo he preguntado. Desde luego a mí me dan mucho yuyu y jamás los tendría en mis casa de ninguna de las formas posibles. Sin embargo, sí que me gusta la ópera y ésta historia no la conocía.

    Besos.

    Ana.

    ResponderEliminar
  15. Fíjate que según iba leyendo estaba pensando lo mismo! Me dan cierto miedo esas caras tan maquilladas, no se... Yo no decoraría con esas imágenes mi casa. Pero para gustos los colores y los payasos!
    Besos!! Helena

    ResponderEliminar
  16. yo también coincido con vosotras...¡me dan mucho miedito y un poquito de repelús!...jajaja

    ResponderEliminar
  17. Pues parece que somos legión a las que no nos gustan los payasos. A mí ni el circo uf....
    Hay una frase que me hace mucha gracia con la cual me identifico bastante:
    "mi vida es como el circo,
    no me dan miedo las fieras,
    y no me hacen gracia los payasos"
    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. La verdad que siempre me ha parecido que eran un tanto misteriosos y como vosotras me quedo con el....como están ustedes¡¡¡ que me alegraban con sus canciones, y es que estos payasos tan serios como que no.
    Besos a las dos

    ResponderEliminar
  19. Hola chicas que bueno que coincidamos a mi tampoco me gustan los payasos me dan tristeza, si tristeza, miedo no será que no he visto nunca películas de terror. Me gustó la narración de la ópera con ustedes me entero de esas piezas famosas que no he tenido oportunidad de ver.
    Los payasos de la tv los conozco los vi en tve son encantadores, feliz miércoles muchos besos a las dos

    ResponderEliminar
  20. Por lo que veo estoy de acuerdo con vosotras y el resto de amigas. No me gustan estos payasos, siempre he pensado que tienen cara de asesinos en serie, después de leer la sinopsis de Pagliacci, no ando yo muy desencaminada.

    Tampoco me gustan las muñecas de porcelana, me dan terror.

    Obviamente, los payasos de la tele, si me gustaban, quién no se sabe sus canciones y lo simpáticos que eran, aparte de que forman parte indiscutible de nuestra niñez.

    ¡Besotes para las dos y feliz día!

    ResponderEliminar
  21. No soy mucho de payasos y no tengo ninguno adornando mi hogar.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. No soy original en el contexto: no las sigo con este detalle decorativo. Creo que sería un regalo que "haría circular" en el caso de recibirlo. ¿Por qué será que somos tantas las que sentimos aversión a este tipo de retratos? Besos

    ResponderEliminar
  23. A mí no me gustan mucho los payasos. Me parecen temibles con esas bocas de sonrisa falsa, con ese maquillaje exagerado que más asusta que otra cosa. En verdad, me parecen siniestros, casi como los muñecos de ventrílocuo.

    ResponderEliminar
  24. Ya estaba pensando ¡será posible que os gusten los payasos? asi que me habéis aliviado en cuanto he leído que os dan miedo. Sabéis? prefiero hacer el payaso que tener uno en casa, jjjj aunque el de la lámpara es el único graciosillo de éstos, mejor que se quede en la foto! bueno, se me ha ocurrido algo que se podría hacer con uno de éstos cuadros...cuando sea el día de los inocentes colgarlo en el lugar del espejo, jajaja o en halloween, que está más cerca, jjj
    Besos!!

    ResponderEliminar
  25. Adorei ler e conhecer essa história.
    Achei linda a segunda imagem...
    Belo post.

    ResponderEliminar
  26. Les cuento que no me gustan los payasos, no me agradan.... cariños a ambas

    ResponderEliminar
  27. Cuando leí vuestro final eche un suspiro, ahhh menos mal jaja a mi tampoco me gustan, tan exagerados creo que algunas pelis, les han hecho mucho daño

    jamás tendría en mi casa un cuadro de un payaso de estos.... ¡pobres! buenas fotos

    ResponderEliminar
  28. yo tengo un problema con los payasos me gustan y no me gustan es un reboltijo de sentimientos pero no los pondria en ninguna pared
    la historia es muy bonita y trágica
    besos

    ResponderEliminar
  29. A mi me dan un miedo tremendo al igual que las muñecas de porcelana!!besos

    ResponderEliminar
  30. Hola chicas !!! No es que me gusten demasiado, y desde luego no los pondría en un cuadro para adornar un rincón de casa, besosssss

    ResponderEliminar
  31. Sí hay alguno que tenga una expresión de felicidad alegre y sincera me lo quedo...por lo general ocultan detrás de esos rostros alguna tragedia....así que mejor lejos este tipo de influencias.

    Creo que lo único que me llama la atención es su colorido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. ¡¡Estoy de acuerdo con vosotras chicas!! ¡¡Me dan pavor al igual que las muñecas de porcelana que tampoco soporto!! Debe ser que mi subconsciente los asocia con pelis de miedo o algo así. Pero para gustos los colores ¿no? ;))
    Besitos a pares.

    ResponderEliminar
  33. A mí igual, chicas, me generan sentimientos encontrados de miedito y pena (a pesar de que su función es hacer reir) y me ocurre igual con el circo. Sin embargo es un mundo que resulta evocador y creo que de ahí su uso en decoración.
    Besotes ^-^

    ResponderEliminar
  34. Pues me encantaría deciros que me encantan los payasos y que viendo las fotografías me voy a animar a poner una de esas pinturas, pero no sé, tengo que pensármelo, que tendrán esos personajes camuflados tras tantos colores que despiertan tanta inquietud.
    Un beso a las dos

    ResponderEliminar
  35. NO ME GUSTAN MUCHO.....
    NO SOY DE PAYASOS SIEMPRE ME DIERON PENA.
    MI HIJA NUNCA LOS QUISO.
    TENGO UNOS CUADRO QUE PINTE PARA MI HIJO Y ESTAN GUARDADOS...
    SALUDITOS

    ResponderEliminar
  36. A mi los payasos como que dan un poco de grima
    Pero la historia es bonita
    Pero para gusto ......

    Muchos besos guapisimas

    ResponderEliminar
  37. acho os palhaços sempre uma alegria !!
    gosto de brincadeiras e são muito divertidos...
    a história é triste, mas os palhaços são sempre alegres e fazem a gente rir !!
    :o)))
    um bom fim de semana...
    http://elianeapkroker.blogspot.com.br/

    ResponderEliminar
  38. Los payasos y las muñecas antiguas si que asustan en verdad. No los consideraría a la hora de decorar.
    Un abrazo para las dos desde Super Nova Accesorios ;)

    ResponderEliminar
  39. No son santo de mi devoción, pero he de reconocer que en vuestras propuestas quedan fantásticos!
    decorando de corazón

    ResponderEliminar
  40. Jaja a mi me gustan los payasos y no me dan miedo pero no se sí los pondría en la decoración de mi casa

    ResponderEliminar
  41. Me dan pavor, aunque esas muñecas de porcelana me aterra.Los payasos de la televisión, eran maravillosos, sólo llevaban la nariz y la peluca.Los adoraba.

    ResponderEliminar

¡Nos encanta leer vuestras opiniones y comentarios! Son la sal de nuestro blog. ¡Muchas gracias por el tiempo que nos dedicáis!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...