miércoles, 11 de julio de 2018

¡Bien a la vista!

El fin de semana pasado una de nuestras parejas perdió no una, sino las dos gafas de cerca que tiene en casa. -"¿Habéis visto mis gafas?", -"¿Alguien sabe dónde están mis gafas?", -"¿Podéis ayudarme a buscar mis gafas?"... Toda la familia movilizada buscando las lentes, que, por cierto, no aparecieron. Hasta que ya metidos en la semana, una de nuestras Julias, hija por más señas del susodicho que perdió las antiparras, manda una foto al grupo familiar del móvil, con una de ellas dentro del cajón de la cocina donde se guardan los tupperware... Y al día siguiente, el ínclito envía otra foto con las otras extraviadas, halladas en el suelo de su coche. ¿A que os ha sonado la película? Aunque repetimos temática, no hemos podido renunciar a contar esta anécdota, tan recurrente en cualquier hogar con las gafas, las llaves, incluso el móvil, sobre todo cuando lo hemos puesto en silencio... ¡Y la angustia que entra hasta que aparecen! Pues en esta casas han decidido que, al menos, las llaves, las van a tener bien a la vista, aunque a veces, ni por esas...










Foto


Foto

¿Cuál es el sitio más extraño en el que apareció algo que habíais perdido?


21 comentarios:

  1. La verdad, es que no sé ni cuándo ni dónde lo perdí, pero seguro que no paro de buscarlo día a dia.
    Y no quiero que se convierta en una obsesión, pero creo que todos los días no pasa uno en que no me acuerde de la perdida.
    Y ya lo fuera en un sitio extraño y en unas condiciones normales o anómalas, pero desde luego no pasa el día en que no recuerde que me falta.
    Quizás demasiado tiempo pensando que se ha perdido, y en alguna ocasión he pensado, si de verdad lo he perdido o es que nunca lo he tenido.
    El tiempo te engaña y por tanto las cosas que te hace pensar, mejor que eso, te hace dudar.
    Llegas a acostumbrarte a vivir con la perdida, de manera qué te vas mimetizando con la existencia de su inexistencia.
    Quizás me he planteado en algún momento, quizás no, seguro, que a lo mejor no la he perdido, sino que la he dejado en algún sitio, en este caso el quizás si viene bien, para hacerme fuerte en la vida sin necesitarla.
    Porque también piensas, que la dependencia te puede hacer débil.
    Claro, todo esto síempre que sea verdaderamente necesario.
    Por eso me ocurre como a vosotras en este bonito post, que de lo que se pierde, como siempre, tenéis más de una unidad.
    Con ese juego, jugamos siempre.
    AMSC

    ResponderEliminar
  2. Cuantas veces nos ha pasado esto! Son las meigas, como diría mi padre!
    El sitio más "extraño" donde apareció el monedero de la compra... En el congelador! Bien puestecito, al lado del pescado recién comprado. Ea!
    Felicidades por vuestro blog y vuestras creaciones, os sigo puntualmente desde Palencia, aunque sea de poco comentario... Que tengáis muy buen día (y no se pierda nada más)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por seguirnos, y por dejar este comentario!No sabes lo que nos motiva contar con tu apoyo.

      Un beso enorme de las dos

      J&Y

      Eliminar
  3. ¡Cómo me gusta una llave antigua!
    Aportan un toque único a los ambientes.
    Jajaja...que me he reído con la anécdota de las gafas...más de una vez las he buscado teniéndolas colgadas o subidas a la cabeza.
    Besitos para las dos.

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja......En la nevera, por ejemplo??? Pues siiii, mi monedero apareció en la nevera después de horas buscándolo....No sé si es que llegué del super de comprar algunas cosillas y llevaba el monedero en la mano, me debió molestar para guardar las cosas del refri y lo puse allí, terminas, cierras y te vas...Y ala, monedero perdido!!Jajajajaja.....Las llaves también las he perdido en alguna ocasión y luego resulta que las puedes encontrar en los lugares más inesperados, hay que ponerse a repasar todos los pasos que has dado desde la última vez que te recuerdas con el objeto en la mano....
    En fin, que somos la caraba!!
    Vuestra llave colgada queda preciosísima, ella ya lo es de por sí.
    Un besote grandeee, feliz miércoles!!

    ResponderEliminar
  5. Nosotros la verdad es que somos bastante peculiares para esto de perder cosas ;-). Solemos perder las cosas cuando las guardamos en algún sitio justo para tenerlas ordenadas y "no perderlas"...............al final nos acaban apareciendo de casualidad cuando no las buscamos ;-D. ¿Quizá algún duendecillo del hogar se las cambia de sitio? ;-)

    Besos y feliz día

    ResponderEliminar
  6. Las llaves en decoración me fascinan. Tengo unas cuantas por aquí y por allá.
    En cuanto a las llaves reales, no es algo que suela perder, me he acostumbrado a tenerlas siempre en un sitio concreto siempre localizadas. En cambio las gafas... en casa siempre tengo a todos de cabeza buscándolas jajaja y como dice Isabel, en alguna ocasión las tenía yo misma en la cabeza.
    Un beso muy fuerte, chicas. Feliz miércoles.

    ResponderEliminar
  7. ME ENCANTAN LAS LLAVES TENGO DE HACE AÑOS...
    PERDI UN PENDIENTE Y LO SENTI MUCHO DE ORO Y AZABACHE ...
    PASO MUCHO TIEMPO Y UN DIA UNA CAJA GRNDE DE CINTA DE CORTINAS DE UN MONTON DE METRO...CUANDO LA TERMINE FUI A TIRARLA Y SONO ALGO......CASI ME DA ALGO MI PENDIENTE MESES PASEANDO PARA TODOS LADOS..
    CHAUCITO

    ResponderEliminar
  8. Pues ahora mismo no caigo, recientemente no recuerdo haber perdido algo. A mi me gusta tener todas esas cosas a mano y a la vista.

    Desde luego que perder llaves de considerable tamaño tiene delito...😅😅😅 Aunque esas llaves enormes no tengan utilidad en nuedtras viviendas actuales son ideales para exponerlas.

    Tengo algunas antiguas pequeñas y hasta una igual que la vuestra, pero de momento siguen guardadas esperando algunos cambios y encontrar un sitio.

    Espero que lo de la pérdida de las gafas no sea con frecuencia...o sí y así nos contáis.. en qué lugar tan pintoresco la habéis encontrado.

    BESOS...Ya casi tenemos la semana terminada.

    ResponderEliminar
  9. Yo las gafas las pierdo a menudo, ya no me desespera su perdida como al principio, siempre acaban apareciendo... Esas llaves que nos mostráis son bellisimas, me encantan para decoración.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me encantan las llaves antiguas!!! Cuantos más oxidadas, mejor.
    La historia me suena muchísimo, por eso en casa, siempre a la vista.
    Besitos a las dos y feliz verano, nos vemos en Septiembre!!!

    ResponderEliminar
  11. Y los sustos que te pegas cuando no encuentras el móvil??? Y las llaves de casa??? Odio en particular uno de mis bolsos donde, con tanto fondo, nunca las encuentro cuando llego al portal, y el corazón comienza a palpitar como un loco cuando pasados varios segundos, las muy jodidas no aparecen¡¡¡ Hay que ver conque poca cosa nos asustamos, jajajajaja-... Así, con esas llaves tan grandes que ilustran vuestro post de hoy, es casi imposible perderlas, no???? :)
    Besotes chavalitas, nos acercamos al finde¡¡ ;)

    ResponderEliminar
  12. Que pasada de llaves, mira que son decorativas y bonitas. Y no sabría decirte el sitio más extraño en el que apareció algo perdido, me pongo tan contenta cuando aparece que luego lo olvido en seguida!!!!

    ResponderEliminar
  13. Siempre me han parecido muy especiales y decorativas las llaves. Un encanto de imàgenes.
    Las llaves del coche de mi santo aparecieron en el congelador. Hay quien de más? Jajaaaaa.
    Besitos
    María

    ResponderEliminar
  14. Vuestra llave a modo de decoración es un encanto,nos guardamos esa idea.
    La madre de una de las dos también perdió las gafas y creía que las había perdido por la calle o en el mercado semanal,hasta dio aviso a la radio local por si alguien las había encontrado.Al cabo de unos días las encontró en el cajón de la nevera dentro de la bolsa de las judias....!!!
    Enhorabuena aunque en el cajón de los tupper ja,ja!!!
    Besos de las dos

    ResponderEliminar
  15. Perder peder no se pero las fotos son inspiradoras!!

    ResponderEliminar
  16. ¡Como para no lucir esas llaves tan bonitas! Y en más de una casa van a empezar a aparecer gafas de cerca colgadas de las paredes de todas las habitaciones.. jejeje...
    Muchos besos!! Helena

    ResponderEliminar
  17. Jajaja!!! las gafas es bastante normal perderlas, pero las dos? madre mia!!!
    A mi lo que me ha pasado es preguntar por mis gafas y las llevaba puestas...jajaja, nos pasan cada cosa...
    Las llaves me gustan mucho como decoración y las ideas que publicais son muy buenas.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. En casa, cada quien tiene su llave, y hay una extra que se cuelga en un lugar especial en la cocina al lado de la puerta. Esa llave se mueve de ahí solamente cuando alguien sale a comprar algo a menos de dos cuadras a la redonda. Y a la vuelta, regresa a su sitio. Es una buena solución para las "llaves que caminan".

    ResponderEliminar
  19. Hola, qué os voy a contar!! Siempre tengo perdidas las llaves, y eso que tengo mi sitio para colgarlas, pero algún defecto tendría que tener, jajaja!!! Nunca las encuentro y a veces , las tengo delante y ni las veo!! un desastre. las llaves antiguas son una preciosidad, no tengo ninguna pero me encataría!! Un beso

    ResponderEliminar
  20. Holaaa chicas! por aqui poniendome al dia con vuestras fotos bonitas y las historias tan divertidas y bien redactadas que las acompañan.
    Las llaves qué bonitas! recuerdo en casa los armarios que cerraban con llaves,tengo que preguntar que habrá sido de ellas,me encantaria tenerlas!
    Muchos besos pa mis guapas! :)

    ResponderEliminar

¡Nos encanta leer vuestras opiniones y comentarios! Son la sal de nuestro blog. ¡Muchas gracias por el tiempo que nos dedicáis!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...