viernes, 5 de julio de 2013

Tráfico mobiliario...

La vida es movimiento continuo.... Todo varía de forma natural... Pero es que muchas veces, los cambios los provocamos nosotr@s, y en ocasiones impulsivamente.

En el terreno decorativo, esta pareja profesional que os escribe los manifiesta de formas distintas... Si una, la socia rastreadora, busca y rebusca por la red nuevos complementos para su casa y proyecta reformas en la distribución de las paredes... (que le gusta más una obra que a un tonto un lápiz),.... la otra (socia porteadora) no para de mover muebles. Nuestra mente y nuestras manos en constante actividad. 

No sabemos por qué nos gusta, en general, tanto traslado y nueva posición del mobiliario... Dicen los psicólogos que cambiamos lo externo porque necesitamos cambiarnos por dentro.... A saber.... Quizás sea que hay algo atractivo en crear, nos sentimos dioses, parece que las energías se renuevan... Pero, sobre todo, lo que nos encanta es el resultado perfecto conseguido después de haber estado "mareando" los muebles durante horas. ¡La autoestima se nos pone por las nubes!, ¿no creéis?

Siempre ocurre lo mismo... De repente, ¡¡uyyy, tengo una idea estupenda!!! ¿Cómo quedaría el sofá en el lateral contrario? ¡Venga, ayúdame a moverlo!... Lo mismo te ayuda tu pareja, que tus hijos, que... Ahora bien, como no tengas a nadie cerca, eres capaz de llamar a la vecina.... El caso es mover el condenado sofá.

Pero empiezan los problemas... ¿Qué hago con la tele?....Ahora se ve de lado desde el sofá.... ¿Y si la pongo enfrente?... Venga..... No, no hay enchufe para la antena.... A ver junto a la ventana.... Uy, da el reflejo.... 

Pues tenemos dos opciones:  seguir y seguir meneando trastos hasta conseguir lo que queremos, siempre a costa de nuestros riñones... (por cierto, os aconsejamos usar mantas o cartones para desplazarlos, o incluso unas pegatinas de fieltro en las patas o unas ruedecillas), o rendirnos y no hacer nada, ¡¡¡y eso, nunca!!! RENOVARSE O MORIR.

Y de todo esto..., ¿qué sacamos?... que con tanta reorganización hemos conseguido que salgan cientos de bolsas de basuras con pelusas y cosas para tirar, regalar o reutilizar. ¡Ea!




11 comentarios:

  1. Esas pelusas son parte de nuestra vida!
    Nos dicen que estamos vivos y que hay que... seguir moviendo muebles.
    Pez que se queda quieto...se lo lleva corriente.
    Estoy de acuerdo con vosotras, hay que estas en continuo reciclaje!!!
    AMSC

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos consta que tú te mueves y mucho, y vamos siguiendo tu ejemplo...

      Besos

      J&Y

      Eliminar
  2. Verdaderamente cierto!!!

    ¿Y esa sensación, tan gustosa y morbosa, de volver de la calle después de varias horas (...del trabajo, de la compra, de dar un paseo….) y sorprenderte de nuevo con lo que has hecho?
    ¿No es como sentirte agradablemente extraño en tu propio hogar?
    ¿No es como si estuvieses estrenando nueva casa?
    ¿Como si descubrieras nuevas perspectivas, rincones, luces, colores y ecos en tu propio salón?.....
    Sensación difícil de explicar, pero seguro que sabéis a qué me refiero…..Vamos, que al abrir la puerta te sorprendes tanto, que te pasas un par de segundillos diciendo:
    “¡Uy!....¡que me he equivocado de casa!”…..
    jejeje
    GRA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, así es exactamente!!!! Has definido a la perfección las sensaciones!!

      Besos!

      J&Y

      Eliminar
  3. Jajajaja!! Eso llevo haciendo toda mi vida .De soltera ,en casa de mis padres,me ganaba verdaderas broncas por mover sola un armario de seis puertas a la pared de enfrente .Te levantas por la mañana y ...o si o si ese armario debe desaparecer de esa pared...no es la suya .Asi que empujando dando culazos llega hasta "an ca el vecino".Buenisimo !!! Me siento identificada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Marisa!! Si es que a ti te gusta la decoración tanto o más que a nosotras!! Y también eres porteadora!!!
      Besos

      J&Y

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho el post de hoy, y es que la sensación de que algo no está en el sitio correcto surge sin quererlo.

    Como bien decís, los cambios son mayoritariamente positivos y necesarios para estar en calma con uno mismo.

    Hay que arriesgar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabemos que estás en un momento decisivo de tu vida, Cristi...

      Te apoyamos cien por cien...

      Besos

      J&Y

      Eliminar
  5. Me acabo de enterar que cada vez que he escrito mi opinion de vuestro blog, no lo he hecho bien, pero poquito a poco, jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, por fin estás aquí!!!!

      Bienvenida...ya que te sabes el camino, te esperamos a menudo.

      Besos

      J&Y

      Eliminar

¡Nos encanta leer vuestras opiniones y comentarios! Son la sal de nuestro blog. ¡Muchas gracias por el tiempo que nos dedicáis!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...