viernes, 18 de junio de 2021

Mi rincón vintage...

Son muchos los rincones con sabor vintage que tenemos en casa... La mayoría son fruto de nuestros hallazgos en mercadillos y también callejeros; de esas cosas antiguas de las que la gente, incomprensiblemente a veces, se desprende... Esa estantería de abajo era, en realidad, una galería de madera de una cortina que encontramos en una cuba. Muy larga, la dividimos en tres partes; esa que veis y dos pequeñas que irían juntas. Lo echamos a suerte, y cada una se quedó con "el lote" que le correspondió.


Aquí veis una de las de menor tamaño que, junto a la otra, forman una especie de friso "roto" con la ventana (pero es imposible de fotografiar...) Y si os fijáis en los cuadros de las señoritas, ambos los adquirimos juntos en un mercadillo, y de nuevo la suerte decidió quién se llevaba a quién... Por cierto, los de las flores también son del mismo lugar.


Igual que la pequeña ménsula, el oleo marinero y el busto de la doña, que, ambas tenemos.  


Más de lo  mismo para esta pequeña estantería que tuvimos que desmontar completamente y pintar para sanear, pero que ahora luce divina como pequeño expositor de las queridas gallinas. Por supuesto, todos los hallazgos de madera que hemos ido comentando han pasado previamente por chapa y pintura en nuestro taller, pero es parte de la emoción y el encanto, el pensar como redecorarlas para integrarlos en casa...


También esta mesilla que se encontraba abandonada en la calle, aunque parezca increíble, y que ahora forma parte de este espacio tan acogedor.


Mezclar nuestros muebles y objetos con los hallazgos, resulta de lo más inspirador; nos gusta respirar en casa un ambiente algo más ecléctico y con cierto aire retro, que por algo nos llamamos así...

¡FELIZ FIN DE SEMANA!


lunes, 14 de junio de 2021

¿Quién elige a quién?

En el tema de las relaciones de pareja, no tenemos nada claro quién toma realmente la iniciativa, por mucho que el conquistador dé el primer paso, pues será el conquistado quien tenga la última palabra, y la suya será la que ponga en marcha la relación... Y, un poco, nos pasa lo mismo con las plantas... Por mucho que elijamos para nuestro hogar una que nos haya encantado..., será ella quién decida su futuro. Al menos, eso es lo que nos ha demostrado la experiencia. Por muchos mimos que le demos a nuestras amigas verdes, ocupándonos de que se encuentren en el mejor lugar de la casa, sin que les falte riego, buena tierra, algo de abono, algo de música... Ellas decidirán si nuestro hogar es el que quieren para vivir y embellecerlo con su presencia. Por eso, le estamos tan agradecidas a nuestro helecho... Lo compramos un día cualquiera sin tener mucha idea de cuáles serían sus cuidados específicos. Desde el primer momento lo colocamos en la ventana de la cocina y, simplemente, nos dedicamos a observar y cumplimentar sus necesidades de agua, luz... Varios años después, con varios trasplantes incluidos, continúa feliz en casa, se le nota, y lustrosa como pocas. Simplemente, nos eligió... Y solo por eso, le dedicamos este post.














Lo cierto es que fueron muchas las plantas que "pasaron" de nosotras... ¡Y las que seguirán haciéndolo! Pero las que se quedan, se convierten en las niñas de nuestros ojos, y en el mejor elemento decorativo que podamos tener... ¿Os pasa a vosotros también?






viernes, 11 de junio de 2021

Con una pata olvidada...

Hicimos una vez un perchero partiendo de un cabecero que, debido a un golpe, perdió una de las patas. Desde que se rompiera, daba vueltas por el taller sin destino alguno.

Se nos ocurrió cambiarle el color, para darle algo más de vidilla...

..., y darle la vuelta para apoyarla por la superficie más ancha.


La lijamos con ganas para envejecerla...,

..., y que saliera la pintura gris inicial.

Además, le atornillamos algunas perchitas, seis en concreto...,

..., que podéis ver aquí con más detalle.

Nos hemos sacado un pequeño colgador de la manga...,

..., que nos viene de perilla para las pequeñas joyitas que nos ponemos a diario.

Hemos transformado la olvidada pata de un cabecero en un coqueto soporte para nuestras alhajas.

Recuperándola para la posteridad.

Reciclar, a ser posible con aire vintage, ¡es un vicio para nosotras!


Y con este diy nos despedimos por hoy, sed felices y pasad un...

¡FELIZ FIN DE SEMANA!



lunes, 7 de junio de 2021

¡Focos, luces, acción!

Miedo escénico... Eso es algo que nos invade a ambas en muchas ocasiones... Una por timidez, la otra quizás por inseguridad, pero el caso es que ninguna de las dos seríamos capaces de ponernos ante una cámara para posar o actuar. ¡Quién sabe si estaríamos dispuestas bajo presión! Aunque es verdad que con el paso de los años (que no son muchos, todo sea dicho de paso) hemos ido perdiendo la vergüenza. De hecho, una de nosotras ha hecho, en los últimos tiempos, alguna que otra actuación "cómico-músico-festiva" en pequeñas reuniones de amigas muy allegadas intengrantes del coro en el que la interfecta canta. Pero de ahí a una representación teatral o cinematrográfica va un gran trecho. De momento, nos conformamos con ponernos ante estos focos, tan decorativos que nos producen bienestar, y no la ansiedad que sentiriamos de actuar delente de nuestro amado público... (que lo tenemos).
 

 









¿Cómo lleváis vosotros eso de los focos? ¿Os pondríais ante ellos para actuar?



viernes, 4 de junio de 2021

Copetes a su sitio...

Lo prometido es deuda, así que, una vez solventado el problema que nos impidió mostraros los copetes colocados en su sitio, aquí los tenéis ... Pero antes, queremos enseñaros el lugar inicial al que teníamos pensado destinarlos; encima de estos cuadros (no tan pegados, colgados encima dejando un espacio entre marco y moldura)

Por eso la primera mano de pintura era blanca; no queríamos meter mucho color que compitiese con el óleo y la acuarela.

Sin embargo, había otro lugar que nos tentaba mucho, un lugar de la casa sin decorar aun, salvo por  tres apliques de luz de Laura Ashley que, en su momento, fueron un flechazo.  

Puede que os choque que tengamos algún rincón de nuestras casas sin adorno alguno... Pues creednos, existía; la inspiración se negaba a llegar al pasillo.

Hasta que llegaron los copetes y nos pareció que, en mint y bajo los apliques,  podían quedar bien.

Y la verdad es que nos gusta mucho cómo lucen aquí; le han dado vida y color al pasillo, disfrutan de todo el protagonismo que se merecen, y aportan ese toque vintage que, no podemos evitarlo, tanto apreciamos.

¡A esta pared le damos el visto bueno! Ya solo queda encontrar algo para la de enfrente, pero seguimos sin prisa ni presión... solo cuando surja...


¿Qué os ha parecido? Pues deseosas de saber vuestra opinión, nos despedimos hasta la semana que viene


¡FELIZ FIN DE SEMANA!






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...