viernes, 14 de diciembre de 2018

Quien tiene una esquina, tiene un tesoro...

En otro post, ya os hablamos de una ménsula que esperaba su turno en el taller. ¡Pues he aquí!


Lo que más nos atrajo de ella era que se trataba de un modelo en esquina, y de generosas proporciones.


La pintura era fundamental para restarle seriedad, y aligerarla visualmente.


Nos decantamos por una plantilla de un abanico, para decorar con este motivo la parte inferior de nuestra ménsula. 


Gris y blanco...,


..., un poco de juego con la plantilla...


..., para darle movimiento y vidilla.



¡Y una esquina! Y una mano fuerte...


El tema de la esquina ha tenido miguita... En el taller había una disponible con suficiente tamaño, pero, las paredes, pintadas en el mismo color de la ménsula, servían de camuflaje total para nuestro auxiliar...


El siguiente "corner" válido, estaba metido en un hueco sin apenas luz natural, con lo que las fotos eran un horror, llenas de sombras imposibles de evitar.


Pues nada, al piso de una que nos fuimos, donde, por fin, encontramos el anhelado ángulo perfecto.


Aunque, no era cuestión de agujerear sin más la pared....


Podríamos haber obviado la manita, cortando por aquí y por allá las imágenes, pero, así tal cual, como la vida misma, nos han parecido que tenían el encanto que solo la realidad y la naturalidad, consiguen ¿no os parece?

¡FELIZ FIN DE SEMANA!


miércoles, 12 de diciembre de 2018

¡De viaje!

¡Ya estamos de vuelta! Como os dijimos el último día, nos íbamos de vacaciones, una al Norte y otra al Sur.... Pues no hemos querido dejaros con la intriga y aquí están las imágenes de ambos viajes.

El destino de una de nosotras fue Edimburgo y la interfecta no ha quedado decepcionada, sino todo lo contrario, porque esta magnífica ciudad escocesa no tiene desperdicio.


Visita obligada es el famoso castillo de la ciudad, en lo alto de un despampanante risco de roca volcánica. ¡No veas el frío que hacía ahí arriba!


En el interior de la fortaleza, una preciosa ciudad en miniatura hace las delicias de los visitantes....


Pero la ciudad baja, la real, la vivida, es igualmente bella. La colorida calle Victoria es buena prueba de ello...

 
La decoración navideña, por supuesto, está presente de una forma muy especial.


Edificios en piedra inundan una ciudad cuyo encanto se extiende de punta a punta.


La abadía contigua la palacio Holyroodhouse, donde la reina se instala en sus visitas a la ciudad, aún mantiene ese aire de recogimiento que, suponemos, tenía en el medievo.


Y qué decir de los maravillosos paisajes de las "high lands" o tierras altas... ¡Y su ganado bovino tan particular!


Los lagos son parte de esa belleza natural. El de Lomond es el más grande de Gran Bretaña.


Y espectacular, tambíén, el castillo que corona la localidad de Stirling, cerca de la cual también se halla el monumento más grande al héroe escocés William Wallace (¿recordáis a Mel Gibson en Braveheart?)


El mero hecho de asomarte a una ventana del mismo ya es una delicia para la vista.....


Pues ahora toca el Sur... Y es que la otra de nosotras se fue a Marruecos... Ya es su tercer viaje a este país que cada vez la tiene más enamorada, por lo exótico de su cultura, la belleza de sus ciudades y la amabilidad de su pueblo, acogedor y servicial como pocos. Esta vez, el destino elegido ha sido Fez. Pero antes de adentrarnos en ella, hicimos un par de excursiones...


La primera, a la antigua ciudad romana de Volubilis, el yacimiento mejor conservado del Norte de Africa, donde disfrutamos de sus preciosos mosaicos y de estampas tan bonitas como ésta.



Y la segunda a Menkes o Mequinez, una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos y en la que destacaríamos su plaza principal, que nos recordó mucho a la Jamaa -el-fna de Marrakesh, y en torno a la cual gira la vida de la ciudad.


También tuvimos tiempo de visitar la Madraza Bou Inania. Estas antiguas escuelas son una de las cosas más bonitas de la arquitectura Arabe, al menos de las que te permiten visitar, pues ninguna mezquita de Marruecos es visitable, si no eres musulmán...


Y, por fin, tras la excursión, inmersión total en Fez. Nos alojamos en el Riad Algila, en plena Medina, la más grande del mundo árabe. Solo tenemos buenas palabras para el alojamiento y el personal que lo atiende, en él nos sentimos como en casa.


¿Y qué decir de la ciudad? Pues que hemos vuelto enamoradita de su zoco, ¡el centro comercial más divertido y variopinto del mundo!...,


..., de su plaza Seffarine, donde aun se conserva uno de los oficios más antiguos de fez, el de los artesanos caldereros...


Esas tazas, mugs, jarritas... de cobre martilleado, tan de moda... Allí mismo se fabrican.


El zoco de los curtidores, impresionante ver como trabajan la piel desde el origen. Fez es un buen lugar para comprar artículos de piel.


 Comprobar como la costura es patrimonio de los hombres...


O, simplemente, dejarse seducir y sorprender por cualquier rincón de esta bulliciosa, divertida y maravillosa ciudad. 

Hoy quizás os hemos cansado con las fotos... ¡y eso que hemos hecho una pequeña selección! Pero ambos destinos merecen hacer miles de instantáneas... . Esperamos que hayáis disfrutado de estos viajes virtuales.



miércoles, 5 de diciembre de 2018

La buena estrella

No estamos nada puestas en el tema Universo... De hecho, nos da un poco de miedo su inmensidad, como suele pasar con lo desconocido. Lo que sí nos gusta es pensar que tenemos "buena estrella", siempre entendiendo que esa "fortuna" la tenemos que buscar y trabajar. Porque la suerte no viene caída del cielo, nunca mejor dicho, sino del esfuerzo constante y sabiendo aprovechar las oportunidades que la Vida nos ofrece. Quien crea que hay gente a la que todo le sale bien debe pensar que no es oro todo lo que reluce, y que también tendrán sus pesares, pero el optimismo y entusiasmo las hace conseguir, al menos, el equilibrio.... Nosotras ponemos empeño en que las estrellas nos ayuden a la consecución de nuestros objetivos, y miramos a ellas con admiración; la misma que nos causan estos luceros colgantes que decoran hogares de gente que, con seguridad, fomenta a diario su buena estrella.





Foto



Foto



Foto



Foto

Con o sin estrella, el trabajo nos dignifica y, por eso, aquí seguimos "dando el callo". Pero como también necesitamos reponernos, os dejamos por unos días para conocer otras latitudes. Una de nosotras se traslada al Sur y la otra al Norte. Ya os contaremos a la vuelta. Nos encantará reencontrarnos el próximo miércoles con nuevas pequeñas historias.

¡Feliz puente de la Inmaculada!


lunes, 3 de diciembre de 2018

Ropo-pom-pom

Y diciembre llegó... Reconocemos que este año hemos esperado su llegada con una mijita de ansiedad; hemos sido de las pocas reacias a comenzar los preparativos navideños antes de esta fecha, y ya nos sentíamos bichos raros... Aunque, reiteramos nuestra intención de seguir viviendo noviembre como un precioso mes otoñal, sin más... Dicho esto, aceptamos que la Navidad está a la vuelta de la esquina, y que hay que comenzar a desempolvar adornos, revisar las mantelerías más especiales, plantear mentalmente posibles menús, hacer listas de regalos... Y, por supuesto, volver a imprimir, pues nunca recordamos, de un año para otro, dónde las guardamos, esas hojas con los villancicos de toda la vida. Porque, en nuestras casas, cantamos la Navidad a ritmo de pandereta y botella de anís, dos instrumentos indispensables para entonar desde el "Campana sobre campana" hasta el "Tamborilero". Éste ultimo, con su sonoro Ropo-pom-pom, se ha enredado en nuestro subconsciente con otros pompones, mucho más decorativos, cómo no... Pero que, igualmente, contienen algo de ese aire festivo, tierno y aniñado del espíritu de la Navidad.




Foto


Foto


Foto



Foto


Foto

Decorativos o musicales, es innegable que  la Navidad está en el aire...


viernes, 30 de noviembre de 2018

Un pequeño vasar para mi cocina

La madre de una de nosotras es "diogenera" total, y no sabemos de dónde sacó este pequeño vasar de madera tan cuco. Por si no conocéis la palabra, como nos pasaba a nosotras (la hemos descubierto buscando sinónimo de estantería), se trata de un estante que sobresale horizontalmente en una pared y sirve en cocina y despensa para colocar objetos de menaje. Bueno, pues tras haber ampliado nuestro vocabulario, vamos a lo que vamos... La estantería en cuestión permanecía olvidada en la cocina de la progenitora, pasando totalmente desapercibida. Y allí que fue la hija a descolgarla de su pared para darle algo más de vida.


Y qué más vida que un toque de color, y si ese color es este bonito azul horizonte... Porque ya más verde mint, no...., que os cansamos.


Es lo que nos gusta de este estante..., su sencillez y su pequeño tamaño, que a veces nos emperramos en mayores "empresas", y solo un cambio de tono es suficiente para resaltar ambas cualidades.


Nos viene perfecta para esos pequeños objetos decorativos de nuestra cocina que aún no habían encontrado su lugar.


¡Quince minutos de trabajo..., y años de satisfacción decorativa! ¿No os parece? Pues, con esta fruslería, nos despedimos hasta el lunes. 

¡Feliz fin de semana!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...